Detenida en Épila una mujer a la que se le imputan doce delitos de robo en viviendas

Unas inspecciones de posibles defraudaciones de fluido eléctrico permitieron localizar la vivienda donde se hallaban los efectos

La Guardia Civil ha detenido a una mujer en Épila a la que se le imputan doce delitos de robo en viviendas. En el domicilio de la detenida se localizaron multitud de objetos que fueron sustraídos en interior de viviendas desde el año 2016 a la actualidad. Unas inspecciones para la detección de posibles defraudaciones de fluido eléctrico permitieron localizar la vivienda donde se hallaban los efectos. La detenida había realizado una reforma en su vivienda utilizando materiales sustraídos en las viviendas objeto de robo.

A finales del mes de abril efectivos del Equipo de Policía Judicial y Equipo Roca de la Guardia Civil de La Almunia de Doña Godina realizaron una serie de inspecciones en la localidad de Épila para la prevención y detección de posibles defraudaciones de fluido eléctrico.

Durante una de esas actuaciones los especialistas inspeccionaron un domicilio en el que se estaban realizando una serie de reformas, que carecían de licencia o autorización municipal para ello, y en donde se pudo observar cómo había sido colocada recientemente una puerta “rústica” y su marco, la cual presentaba signos evidentes de haber sido desmontada de otro domicilio para ser instalada en este.

Pocos días después, el 6 de mayo, se recibió una denuncia en Guardia Civil por la sustracción de más de 100 objetos del interior de una segunda vivienda de Épila, cometido durante el mes de abril, entre los que destacaba el robo de la puerta principal del inmueble que fue desmontado íntegramente.

De las características aportadas por la denunciante sobre la puerta en cuestión los agentes sospecharon que podría tratarse de la misma que habían observado en la vivienda inspeccionada días antes, por lo que tras el cotejo de varias fotografías sobre la misma se pudo determinar, sin ningún género de dudas que se correspondía con la sustraída.

Por ello se efectuó un registro en el citado domicilio de Épila donde fueron intervenidos multitud de efectos que podrían corresponderse con hechos similares y sobre los que la propietaria de esta vivienda, a la que le constaban antecedentes policiales, no pudo acreditar su legítima procedencia.

Tras las intensas gestiones sobre los efectos hallados en el inmueble registrado (electrodomésticos, menaje de hogar y decorativo, ventanas, mesas de terraza, etc.) se pudo determinar que los mismos procedían de doce robos cometidos entre los años 2016 a 2019. Concretamente nueve de ellos perpetrados en la localidad de Épila, uno Salillas de Jalón, uno Urrea de Jalón y otro en Garrapinillos. Además, parte de este material había sido utilizado en la reforma de la vivienda de la sospechosa.

Por todo lo anterior, durante la mañana del día 21 de octubre, la Guardia Civil procedió a la detención de una mujer de 57 años, nacionalidad española y con antecedentes policiales, como presunta autora de un total de doce robos con fuerza en las cosas. Quedó a disposición judicial tras la detención.

Los efectos intervenidos fueron entregados a sus legítimos propietarios tras ser reconocidos sin ningún género de dudas.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies