Ignacio Urquizu: “La política municipal es la primera trinchera donde los ciudadanos te ponen cara”

Urquizu compagina su puesto de alcalde de Alcañiz con el de diputado autonómico por Teruel

Tras 30 años sin gobernar, el Ayuntamiento de Alcañiz vuelve a estar bajo el mando del PSOE desde las pasadas elecciones. Uno de los grandes artífices del regreso al poder de los socialistas es el propio alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, que desde abril compagina su cargo municipal con el de diputado autonómico por Teruel.

Después de ser diputado por Teruel en el Congreso durante la pasada legislatura, la polémica de las listas dictadas por Ferraz le dejó fuera para intentar repetir candidatura. Unas semanas que reconoce que vivió “con incertidumbre” hasta que le llegó la propuesta de continuar su carrera política en su propia casa, Alcañiz. Ahora, Urquizu lidera un Gobierno municipal que busca “modernizar” Alcañiz, y lo hace desde la calle, desde lo que considera “la primera trinchera de la política”.

Pregunta.- ¿Cómo fue la experiencia de ser diputado por Teruel en el Congreso de los Diputados?
Respuesta.- Fue un privilegio, un orgullo. Fue una experiencia que me gustó, porque además estuve en la legislatura más breve y luego en la siguiente, y además pude vivir una situación muy delicada para el país como fue aquel bloqueo del año 2016 y donde además pude jugar un cierto papel en desbloquear la situación.

Ignacio Urquizu accedió a la Alcaldía con los apoyos de su partido, Ciudadanos e IU

Además fue un privilegio representar a los ciudadanos de Teruel en Madrid, que para provincias tan pequeñas no siempre es sencillo y creo que pude hacer un buen espacio, o por lo menos el diputado del PSOE de Teruel fue conocido durante la legislatura.

P.- Ahora ha cambiado la política nacional por la municipal y autonómica, ¿cómo le llegó la propuesta?
R.- Es verdad que había una posible incertidumbre sobre la posibilidad de que fuera en las listas al Congreso y el partido en Teruel y a nivel regional me dijo que si quería incorporarme a la política autonómica tenía las puertas abiertas. Es algo que les agradezco muchísimo porque la política me gusta. Y también me dijeron que ya que me incorporaba a la política autonómica, podía también intentar liderar la lista municipal de mi localidad.

Es cierto que las expectativas no eran muy elevadas porque la última vez que el PSOE gobernó en Alcañiz fue hace más de 30 años. Me dijeron que liderara listas sabiendo que era muy difícil asaltar una de las plazas fuertes del PP históricamente como es Alcañiz. Y la sorpresa fue cuando los ciudadanos decidieron confiar en nosotros y pasamos de tres a siete concejales y siendo la lista más votada.

P.- ¿Cambia mucho el representar a los ciudadanos como diputado a hacerlo como alcalde?
R.- Cambian muchas cosas. Primero las distancias, porque la política municipal es casi la primera trinchera de la política, donde los ciudadanos te ponen cara y te pueden tocar. Yo ahora voy por las calles y la gente a la que represento me puede parar y hablar, mientras que cuando estás en Madrid muchas veces las tribunas están muy alejadas de la gente.

En segundo lugar, ser alcalde es un cargo bastante emocional. Cuando vas en una lista provincial, el partido juega un papel muy importante además de la propia candidatura, pero cuando estás en política municipal la candidatura es muy importante. Que la gente que te conoce de toda la vida, en el sitio donde has nacido y donde está tu familia, de repente decidan darte la confianza a ti, la verdad es que te llena de bastante emoción. Y el tercer elemento es que además de representar hago gestión. Soy alcalde. Soy la persona que preside la institución y en ese aspecto puedo ver de forma muy cercana cómo va cambiando la ciudad con las decisiones que tomamos como Gobierno.

P.- ¿Qué balance hace de estos primeros meses?
R.- Un balance muy absorbente. Ahora mismo compatibilizo mi puesto de diputado en las Cortes con el de alcalde y dedico 24 horas al día a la política. Hemos intentado poner en funcionamiento un Ayuntamiento que llevaba bastante tiempo dejado. Nos hemos encontrado muchas plazas vacantes de personal en temas de limpieza, residuos, policía…

Para Urquizu, MotorLand da una publicidad internacional a Alcañiz que muy pocas ciudades pueden conseguir

Nos hemos encontrado una situación presupuestaria también muy complicada, de descontrol. Subvenciones que se han perdido por falta de gestión, facturas que no tenían reserva de crédito y no estaban presupuestadas, desajustes en ejecuciones de obra… Todo hace un agujero muy serio y lo que estamos haciendo es un ajuste para poder alcanzar el final de año cumpliendo con la normativa de déficit, que va a ser muy difícil.

También estamos poniendo en marcha nuestro modelo de ciudad, y para eso se necesita tiempo. Queremos transformar Alcañiz desde el punto de vista urbanístico, peatonalizar una parte del centro, proteger el casco histórico, ser una ciudad moderna desde el punto de vista de la sostenibilidad medioambiental y con las energías renovables, apostar por las nuevas tecnologías… Y muchos de esos proyectos tienen que comenzar a andar ya para que puedan tener su presupuesto y su ejecución.

P.- Ese descontrol que han encontrado, ¿compromete alguno de estos objetivos?
R.- Sí, lo compromete en la medida de que si no cumplimos con el techo de gasto, seguramente para el año que viene habrá que hacer una política de ajuste donde se verán mermadas las inversiones que podrá hacer el Ayuntamiento. Por eso también estamos hablando con otras administraciones como la DGA para que nos ayude en muchos proyectos que son urgentes.

Es verdad que el año que viene esperamos tenerlo todo mucho más controlado para que en los siguientes los siguientes ejercicios presupuestarios podamos hacer las inversiones que se necesitan, pero hay algunas cosas muy urgentes que tenemos que acometer ya. Por ejemplo, el cerro de Pui Pinos, que es una obra de gran envergadura que está cerca de los cinco millones de euros y a la que un Ayuntamiento como Alcañiz no puede hacer frente.

P.- ¿Cómo avanzan esas obras?
R.- Ahora ya se ha hecho el desmonte del cerro. Se hicieron unas primeras obras de emergencia tras los trágicos sucesos de la caída de la ladera, y durante estos últimos meses se ha estado limpiando la ladera y quitando todo el escombro acumulado durante siglos.

Estamos redactando el proyecto del nuevo vial y de la recuperación paisajística, que podrá estar en un mes o dos. Una vez lo tengamos ya podremos licitar las obras, pero para eso necesitamos una partida presupuestaria y de ahí los contactos con otras administraciones para que nos den ayudas.

P.- Otro de los grandes atractivos de Alcañiz es MotorLand, ¿Qué impacto tiene una infraestructura conocida internacionalmente como este circuito en una localidad del tamaño de Alcañiz?
R.- Tiene mucho impacto. Una vez al año somos la capital mundial del motociclismo, lo que significa que nos ven cientos de millones de personas de todo el mundo durante un fin de semana y esa publicidad la tienen 20 ciudades en el mundo. Ese fin de semana también desborda Alcañiz y la Comarca e incluso a 100 kilómetros a la redonda se nota el impacto de hoteles y turismo.

Pero también existe un impacto todo el año, como circuito que tiene actividad casi 280 días al año. Hay fines de semana que está el Campeonato de España de Velocidad, las Superbikes, el año que viene tendremos el mundial de turismo… La ciudad ha visto aumentada su capacidad hotelera y se ha profesionalizado más el sector en estos diez años gracias a MotorLand.

P.- En su investidura contó con el apoyo de Ciudadanos e IU, a nivel autonómico, su partido gobierna junto a Podemos, CHA y PAR, ¿por dónde cree que puede llegar el acuerdo en las próximas elecciones?
R.- Es difícil saberlo porque primero tenemos que tener unos resultados. Sí que es verdad que un acuerdo PSOE-Ciudadanos como hicimos en Alcañiz a lo mejor ahora va a ser menos probable que sume mayoría porque todas las encuestas indican que Ciudadanos va a perder bastantes escaños. Una mayoría PSOE-Podemos siempre implica sumar a los nacionalistas e independentistas y con el debate territorial va a tener bastantes dificultades.

La otra opción, que sería una gran coalición, sería una situación también bastante anómala, porque tan importantes es tener Gobierno como oposición. El PP es la oposición del PSOE y tiene que jugar ese papel, pero eso no implica que no pueda haber acuerdos entre los grandes partidos para reformas estructurales.

P.- ¿Cómo puede afectar el conflicto catalán a estos pactos?
R.- Va a afectar en la medida en que, por ejemplo, estableces acuerdos de Gobierno va a ser mucho más complicado. En el corto plazo la sentencia del Procés tiene consecuencias importantes, como que haya elecciones en Cataluña o que el bloqueo nacional se resuelva con los independentistas, puesto que no creo que estén por la labor de facilitar la gobernabilidad. Y otra cosa que me preocupa mucho es la desafección que se ha construido en Cataluña con respecto al resto de España.

Pero es verdad que en el largo plazo es una reforma que federalice nuestro país y eso implica un conjunto de cambios tanto constitucionales como fuera de la Constitución. Y en esos acuerdos tienen que estar los grandes partidos para que sean acuerdos estables y donde los independentistas tendrían que implicarse.

P.- En Aragón, como Comunidad vecina, ¿cómo cree que puede afectar el conflicto catalán entre los votantes?
R.- Como alcalde y ciudadano de Alcañiz, que es una ciudad que está muy cerca de la frontera, hermanada con Tortosa y que incluso en los pueblos de la zona se habla catalán, creo que somos una sociedad muy abierta y acostumbrada a la pluralidad de identidades. En ese aspecto no creo que vaya a tener mucho impacto electoral porque hace tiempo que entendemos que cada uno podemos pensar de forma diferente y que no hay nada malo en ello.

P.- Tender puentes… También institucionalmente con una iniciativa que está llevando a cabo junto a Morella (Castellón) y Tortosa (Tarragona).
R.- La ciudad de Alcañiz desde los años 90 está en un proyecto que se llama la Ruta de los Tres Reyes, que es un consorcio donde estamos esos tres municipios y que recupera una leyenda. En los puertos de Beceite, en el Tosal del Rey, había un punto que unía a los tres reinos y en el que los tres reyes podían parlamentar en persona sin abandonar su territorio.

Ese espíritu de convivencia y de diálogo es el que queremos poner en valor. La alcaldesa de Tortosa es de JuntsXCat y estos días he hablado con ella para darle ánimo porque para cualquier representante político esta tiene que ser una situación difícil. Ver a tu sociedad convulsa no es agradable para nadie, pienses como pienses, y creo que esa intención de diálogo, de querer compartir cosas, podemos llevarlo a muchos más sitios y que sea un ejemplo de que es posible convivir y trabajar de forma distinta.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies