Fisac considera que el Casademont “no está fino” y asume la “máxima responsabilidad” de su bajón

Fisac asume el reto de ganar al Bilbao Basket

La derrota ante el Telekom Bonn, tradicionalmente conocido como Baskets Bonn, ha dejado algo preocupado al Casademont Zaragoza y a sus aficionados. Lo cierto es que el equipo no está jugando como cuando empezó la temporada, pero ostenta una meritoria tercera posición. Ante esta situación, Porfi Fisac ha reconocido que “no está fino”, incluso están “jugando mal”, pero ha querido asumir la máxima responsabilidad de la caída. Aunque no es nada alarmante de momento, al míster le ha servido para “hacer algunos planteamientos de distinta manera”.

El técnico no ha querido poner ningún tipo de excusas. Fisac ha afirmado que el equipo está recibiendo una “dosis de realidad”. “Tenemos que disfrutar de unos jugadores muy buenos, capaces de hacer un buen baloncesto”, ha sostenido. Lo cierto es que la ACB es una liga “muy igualada”, y ahora toca recibir al Bilbao Basket. Se trata de un rival con “las ideas muy claras”, y con unos jugadores “muy conocedores de la liga”. La clave, según el míster, residirá en “igualar su nivel de pasión y de acierto”, y en no creerse “algo que no somos”.

Ni siquiera la ausencia de Renaldas Seibutis ha considerado que haya influido en la bajada de nivel. Porfi ha querido rehuir de cualquier tipo de justificación, y ha afirmado que escudarse en este hecho sería “buscar excusas”. Ahora bien, recuperar al jugador se antoja fundamental, y parece que se empieza a ver luz al final del túnel. El lituano ha empezado a correr y ya no siente dolor, pero está todavía en una fase de adaptación, de vuelta a la actividad física. Hay que ver como evoluciona diariamente, porque de momento no se puede estimar una fecha de vuelta.

El Casademont Zaragoza vuelve al Príncipe Felipe después de haber disputado dos partidos de liga fuera, además de la Basketball Champions League. La plantilla está con la ilusión de volver a su casa y de demostrar que el partido ante el Bonn solo fue un pequeño traspiés. “Tenemos ganas de cenar en casa, de volver con nuestra familia”, ha manifestado el entrenador. En este regreso, el técnico no ha querido pedir nada a una afición que admira, más allá de que “estén ahí” y vayan a la grada “a sentir pasión”. Además, ha asegurado que el equipo “tiene deudas” con ellos.

Una de las claves estará en volver a ser sólidos en defensa. “Nuestro grado defensivo, cuando es bueno, nos ayuda a meter fácil. No hay que tener miedo al fallo”, ha analizado. Otro aspecto importante va a ser la estabilidad, algo que el equipo todavía no ha adquirido. “Vivimos de sobresaltos”, ha enfatizado el míster. También está intentando corregir estas situaciones, y espera poder corregirla cuanto antes.

¿El mejor comienzo de la historia?

El Casademont Zaragoza tiene la oportunidad de realizar el mejor comienzo de la historia del club. Cuatro victorias y un empate es algo que, hasta la fecha, no habían conseguido los zaragozanos. Más allá del dato, del que su entrenado ha querido huir, sería fundamental para consolidarse en la zona más alta de la clasificación.

El Bilbao Basket se encuentra actualmente un puesto por detrás del equipo aragonés, y será un duelo muy disputado por la tercera plaza. Por detrás, el Barcelona se encuentra en quinto lugar al acecho de los vascos. En una liga tan igualada, cada punto se antoja fundamental para conseguir los objetivos.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El V Cross de Mequinenza bate récord de participación con 207 atletas de todas las edades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies