El Salario Mínimo divide a sindicatos y patronal en la firma del convenio agropecuario de Zaragoza

Los sindicatos afirman que la patronal no acepta las condiciones salariales que estipula el Real Decreto de 2019

Las negociaciones entre CCOO y UGT con la patronal del sector agropecuario de Zaragoza siguen encalladas debido al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Si bien los sindicatos abogan por que el SMI esté vinculado a las horas que establece el Convenio Colectivo Des Sector Agropecuario, la patronal desea que esté vinculado al Estatuto de los Trabajadores.

Así lo ha manifestado este viernes el secretario general de UGT-FICA en Aragón, José Juan Arcéiz, quien ha afirmado que, para su sorpresa, la patronal de Huesca aceptó estas condiciones, pero la de Zaragoza “no solo no reconoce la ley, sino que hace un llamamiento a sus asociados a incumplirla, porque les dice que está bien pagado lo que están pagando”.

“Ahí empezó la discusión de cómo debíamos hacer el cálculo”, ha explicado, puesto que en julio detectaron que la patronal no había actualizado el SMI a las tablas salariales de acuerdo con el Real Decreto de 2019. Ante esta situación, los sindicatos solicitaron a Inspección de Trabajo de Huesca y Zaragoza su investigación, que sentenció que “el SMI se debe calcular referenciando los 12.600 euros por las horas del convenio”, ha argumentado.

De acuerdo con Arcéiz, sendas instituciones aclararon que en Huesca correspondía pagar 7,15 euros la hora y en Zaragoza, 7,19. Mientras la patronal oscense aceptó las condiciones, la zaragozana se ha resistido por el momento, lo que suma este desacuerdo al producido por el número de horas anuales, en el que patronal pretende más de 1.800 horas, al límite del estatuto, y los sindicatos 1.756, lo que marca el anterior convenio.

La secretaria general del Departamento de Industria Aragón de CCOO, Ana Sánchez, ha compartido el desacuerdo en torno al salario mínimo, dado que propusieron dos reuniones, el 18 de julio y este jueves, sin llegar a ninguna conclusión. No obstante, Sánchez se ha mostrado optimista con un convenio regional en Aragón pese a la negativa de parte de la patronal.

“Pusimos encima de la mesa el incremento de ocho horas anuales de jornada -1.760-, incluir toda la materia de registro horario, de pago de nómina mediante ingreso bancario y también incluir la flexibilidad”, ha explicado Sánchez, ante lo que, para su sorpresa “la patronal planteó que iban a analizarlas”.

Al margen de estas dos cuestiones, los objetivos de los sindicatos en la negociación actual son, según Arcéiz, los mismos que los aprobados en Huesca. “Permitían la industrialización del sector, aplicábamos la flexibilidad a ese convenio y metíamos el tema del registro horario, muy importante para evitar el nicho de fraude del sector”, ha comentado.

La próxima reunión se celebrará el 11 de noviembre, en la que los sindicatos aspiran a que la patronal asuma la relación del salario mínimo y les tienden la mano en aquellas cuestiones que comparten. Asimismo, insisten en la creación de un Pacto de Estado aplicado al campo que equipare las condiciones de todas las provincias y solicitan mantener una reunión con el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, para cumplir estos objetivos.

El sector agropecuario en Aragón ocupa actualmente a 41.000 trabajadores y supone el 6% del Producto Interior Bruto de la Comunidad, mismo porcentaje que el de la construcción.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Los empresarios de Aragón reclaman que se priorice la comunicación con Francia a través del Pirineo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies