El Casademont Zaragoza ya pisa tierras internacionales

Como mínimo, los zaragozanos disputarán catorce partidos europeos. Foto: Basket Zaragoza

Bonn, Alemania, es el territorio que le ha deparado la Basketball Champions League al Casademont Zaragoza. Se trata del debut de los aragoneses en la competición, que afrontan con ilusión esta prueba. Para ello, su entrenador, Porfirio Fisac, va a poder contar con toda la plantilla a excepción de Renaldas Seibutis, que continúa con problemas de espalda. El resto de los jugadores ya tienen ganas de empezar la competición y llega en un buen estado físico.

Sergio Lamúa, segundo entrenador del conjunto zaragozano, ha analizado al Baskets Bonn, del que ha dicho que es un equipo “de mucha calidad” pero “algo irregular”. Lo cierto es que en una semana han sido capaces de perder en casa frente a un recién ascendido y ganar en la pista del Bayern de Munich. El equipo sabe el potencial del rival, por lo que no van a caer en ningún tipo de exceso de confianza.

Su plantilla es muy variada. Cuentan con “tres bases muy generadores, con desborde”, además de cuatro pívots, “uno de ellos muy grande y el resto muy móviles”. El dinamismo del Baskets Bonn puede complicar al Casademont, que tratará de ajustar su defensa al máximo. “Si no somos sólidos va a ser muy complicado”, ha querido destacar Lamúa. Por este motivo, ha hecho un llamamiento a la cautela.

Actualmente, el cuerpo técnico se muestra contento con la evolución del equipo. En ACB los zaragozanos se encuentran en la tercera posición, y han sumando dos victorias fuera de casa. Sin embargo, a pesar del gran ritmo, la plantilla “aún no está a tope”, sino que está empezando todavía. El equipo afrontará su debut en la Basketball Champions League con la ilusión de mantener los resultados también en Europa. El Bonn “un conjunto peligroso”, que cuenta “con la misma ilusión de afrontar la competición”, ha querido enfatizar Lamúa.

La dificultad de jugar dos competiciones

Al Casademont Zaragoza le preocupa la cantidad de viajes largos y la proximidad con el siguiente partido. Sin embargo, asumen que es lo que ha tocado, y a pesar de la dificultad de jugar dos competiciones, el partido de cada día “es el más importante”. Aun así, el hecho de ir a por cada encuentro es compatible con tener en cuenta que la ACB es fundamental, algo que asumen desde el club.

Como mínimo, el conjunto de la capital aragonesa disputará un total de catorce partidos. Siete de ellos serán en casa y otros siete fuera. Ahora bien, es factible que superen la fase de grupos, lo que supondría seguir sumando eliminatorias. Neptuna, Besikas, PAOK, Brindisi, Dijon y Szombathely, además del Baskets Bonn, serán el resto de rivales. Tratarán de que la carga de partidos no merme las capacidades del equipo y llegar lejos tanto en la Champions como en la liga regular.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El V Cross de Mequinenza bate récord de participación con 207 atletas de todas las edades

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies