Rotary Club Zaragoza, solidaridad sin fronteras

La organización está compuesta por líderes empresariales y profesionales que aportan financiación, tiempo y conocimientos con el fin de prestar servicio en sus comunidades

Rotary Club cumplirá 115 años en 2020; 115 años de servicio desinteresado a causas benéficas. El convencimiento de la institución rotaria siempre ha sido que se puede hacer un mundo mejor ayudando a quienes más lo necesitan, reforzando así la fraternidad entre los pueblos. Esta idea fue el germen de su fundación, en 1905, por el abogado de Chicago Paul Harris. Tan solo 16 años después, Rotary tenía ya presencia en varios países de los cinco continentes.

La semilla de la solidaridad se había sembrado en la conciencia de muchos ciudadanos. Tal vez era el contexto histórico, político o social el que lo propiciaba, pero lo cierto es que en pleno siglo XXI, no parece tan fácil abrazar esta filosofía: “Hoy en día, la sociedad ha evolucionado, los valores han cambiado y no es fácil atraer a personas a proyectos como los nuestros”, reconoce el presidente de Rotary Club Zaragoza, Miguel Ángel Clavero.

Clavero lleva desde este junio en el cargo, ya que los presidentes se suceden anualmente. Casualmente se llama igual que el fundador del club en Zaragoza, Miguel Ángel Bordejé, quien además fue una eminencia del patrimonio vitivinícola de Aragón. Bordejé, nacido en Ainzón, heredó una histórica bodega familiar y fue el auténtico impulsor de la Denominación de Origen Campo de Borja, cuyo reglamento redactó él mismo en 1978. La primera plantación de uva chardonnay en Aragón fue suya, por lo que también se le considera pionero del cava aragonés.

Pero detrás del empresario y el hombre visionario, Bordejé también se dedicó a tender la mano a los demás. Por eso, Rotary decidió concederle el año pasado, y a título póstumo, el XXVI Premio a la Excelencia Profesional por su papel representativo en la economía aragonesa y por su labor proactiva como socio de la institución rotaria.

En el pasado los clubes rotarios eran muy estrictos y cerrados y era difícil acceder a ellos

Quien también marcó un hito en la historia del club zaragozano fue Mercedes Muro, predecesora de Clavero en el cargo. Muro se convirtió en la primera mujer en presidir Rotary Club Zaragoza en su historia, y manifestó sentirse “muy ilusionada” por dirigir un proyecto tan “integrador” como es este.

Acción comunitaria

Así como Rotary se implantó en Zaragoza, lo hizo en otras muchas ciudades, siguiendo los principios de la tolerancia, el compañerismo, la amistad, la colaboración y la paz. La organización está compuesta por líderes empresariales y profesionales que aportan financiación, tiempo y conocimientos con el fin de prestar servicio en sus comunidades. “Me encantan los proyectos locales, los internacionales son muy vistosos, pero cuando eres capaz de ayudar a una entidad o a personas que lo necesitan en tu ciudad, es muy reconfortante y esa es una de las cosas que quiero hacer”, manifestó Clavero nada más ser elegido.

Y por ello ponen el foco en pequeñas acciones a nivel regional. Este junio, por ejemplo, donaron una silla de ruedas motorizada a la Fundación DFA para que pudiese ser usada por los usuarios del centro, contribuyendo a su autonomía. En 2013, los Rotary Club de Zaragoza y Huesca firmaron un acuerdo con la Asociación Autismo Huesca para comprar un equipo informático que los niños pudiesen utilizar con fines terapéuticos y ocupacionales. Y en 2014, celebraron el “Día del Bosque Rotario”, plantando más de 150 árboles, entre pinos y cipreses, en las inmediaciones de Zuera.

Este junio, Rotary donó una silla de ruedas motorizada a la Fundación DFA

Estas son muestras a pequeña escala, porque Rotary también se enrola en proyectos mucho más grandes. Así, llevan comprometidos en la lucha contra la poliomielitis desde 1979. Este mal es altamente infeccioso e invade el sistema nervioso, pudiendo causar parálisis irreversible en las extremidades e incluso en los músculos respiratorios, lo que puede llevar a la muerte. Fue detectado por primera vez en 1840, pero pervive en tres países: Afganistán, Pakistán y Nigeria, todos ellos tomados por las guerras. Desde 1988, los casos se han reducido en un 99%. Rotary ha enviado ayuda a África para este fin, logrando suministrar a las poblaciones afectadas con la vacuna antipoliomielítica, que puede conferir una protección de por vida.

Abrirse a la sociedad

Con la entrada de Miguel Ángel Clavero en la presidencia de Rotary Zaragoza, parece reconducirse el rumbo de la institución hacia una mayor visibilidad social y una apuesta por la transparencia: “Mi objetivo es abrirnos a la sociedad aragonesa. Rotary es una institución de mucho prestigio a nivel mundial, pero en España somos poco conocidos y, tal vez por eso, siempre se nos considera como algo elitista, opaco y oscuro, cuando eso no es cierto”, sentencia Clavero.

“Yo quiero cambiarlo y trabajar de cara a la gente, porque los clubes rotarios eran muy estrictos y cerrados y era difícil acceder a ellos”, añade. Actualmente, el único requisito para formar parte de la organización es mostrar interés, entrevistarse con el presidente o el director del club y acudir a las reuniones que se celebran asiduamente. En algunas de ellas se invita a conferenciantes de distintos ámbitos para que muestren sus investigaciones a los allí congregados.

En una ocasión, el catedrático de Teoría de la Literatura de la Universidad de Zaragoza, Túa Blesa, explicó las representaciones del cuerpo humano en las obras literarias. El arqueólogo Paco Romeo dio una charla sobre los mitos entorno a la figura de los ejércitos romano y celtíbero. La catedrática de Fisiología Vegetal María Luisa Peleato expuso el papel de las cianobacterias en la producción de oxígeno en los orígenes del planeta. O el director del Instituto Universitario Mixto Circe-UZ, Antonio Valero, planteó los problemas de la crisis energética y las soluciones renovables.

El arqueólogo Paco Romeo dio una charla sobre los mitos entorno a la figura de los ejércitos romano y celtíbero

“Queremos que nos ilustren con sus conocimientos y su sabiduría”, postula Clavero. Porque con el conocimiento, se puede ayudar a la gente.

Sobre Rotary Internacional

El nombre “Rotary” se deriva de la práctica de los socios de reunirse en forma rotativa en sus respectivas oficinas. La “transitoriedad” de los asientos también se demuestra en el hecho de que los puestos de presidente internacional y los líderes regionales cambian cada año. Cada cuatro lo hacen los “guardianes del tesoro”, el Consejo de Fiduciarios. Ellos son los encargados de gestionar la Fundación Rotaria, repartiendo el dinero entre los distintos proyectos.

¿Y a qué se destinan? Fundamentalmente, a actividades de promoción de la paz, lucha contra enfermedades, suministro de agua potable, salud materno-infantil, apoyo a la educación y desarrollo de economías locales. En el año 2018, estos fueron los datos:

El Consejo de Fiduciarios es el encargado de gestionar los fondos, repartiendo el dinero entre los distintos proyectos

Además, existen suborganizaciones de Rotary dirigidas al público joven. Es el caso de Rotaract, para personas de entre 18 y 30 años, e Interact, de 12 a 18 años. Lo que se pretende es poner en contacto a las nuevas generaciones para que aprendan a compartir experiencias y se formen en los valores que predica Rotary. “Con estos intercambios, que son culturales, no idiomáticos, queremos que chavales de todo el mundo se conozcan con un objetivo muy claro: que sean amigos. Estos programas les van a ayudar muchísimo para colaborar en el futuro y, sobre todo, para algo muy importante para Rotary como es luchar por la paz”, asegura Clavero.

Rotary Club cuenta actualmente con 1,2 millones de socios en el mundo, organizados en 35.000 clubes diferentes. Se desligan de la política y la religión; de hecho tienen prohibido hablar de estos temas en sus encuentros. Están ahí para discutir proyectos, para ampliar conocimientos en diversas materias y difundir la solidaridad en la sociedad.

En una ocasión se le preguntó a Miguel Ángel Clavero, actual presidente, qué era un rotario, y él contestó, sin miramientos, “un buen hombre”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies