La torre de la catedral de Teruel recupera su belleza original

Durante esta fase se llevó a cabo una mejora estética exterior mientras se realizaban los trabajos

La segunda fase de rehabilitación de la torre de la catedral de Teruel, desarrollada por los arquitectos Joaquín Andrés Rubio y José María Sanz Zaragoza y que ha servido para actuar sobre el cuerpo intermedio de la torre, ha llegado a su fin. Los trabajos continuaban la labor de la primera fase, realizada en 2017 con cargo al FITE 2016, que actuó fundamentalmente en la parte superior de la torre y su remate barroco.

“Si bien la torre no presentaba problemas estructurales graves, sí se presentaban una serie de patologías sobre las que se ha actuado, como eran la degradación de los elementos pétreos y elementos secundarios de forjados y escaleras, el deterioro de la estructura de madera de las zonas superiores y escaleras de mano, las lagunas de vidriado en la cerámica de las fachadas, la erosión de las juntas de la fábrica de ladrillo y humedades”, ha dicho la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa.

En esta fase se ha actuado para el atado de grietas, el saneado y restauración de las fábricas de ladrillo -con la limpieza y rejuntado de los muros-, la restauración de piezas cerámicas vidriadas y la restauración de los elementos pétreos ornamentales, reponiendo los elementos perdidos. Por su parte, la tercera fase que se prevé, con cargo al FITE 2018, dará por terminadas las actuaciones de restauración necesarias, previendo una inversión en esta fase de 620.000 euros.

Durante esta fase se llevó a cabo una mejora estética exterior mientras se realizaban los trabajos, instalándose una lona microperforada con la recreación de la torre a escala original para cubrir el andamiaje, y que “permitía al viandante hacerse una idea más real del monumento observado”.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ha visitado las obras de rehabilitación de la torre de la Catedral de Teruel para conocer los elementos más importantes recuperados tras los trabajos. Las obras de la segunda fase comenzaron el 4 de septiembre de 2018 con una inversión de 598.795,53 euros a cargo del Fondo de Inversiones de Teruel 2017.

“Con este tipo de actuación para la recuperación del patrimonio contribuimos a poner en valor la riqueza de la ciudad de Teruel, garantizamos la seguridad de los elementos más característicos y, en el caso de la torre en concreto y a través de las actuaciones previstas en la tercera fase, vamos a devolver el acceso público a la misma desde la calle”, ha destacado Soro.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Alcalá de la Selva abrirá la primera pista de esquí sintético de Aragón durante todo el año

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies