El Real Zaragoza recupera el sabor de la victoria en Soria (0-1)

El Numancia apretó en la primera mitad, pero los blanquillos se hicieron con el partido tras el descanso. Foto: @RealZaragoza

El Real Zaragoza se ha llevado tres puntos muy importantes del duelo ante el Numancia en Los Pajaritos. Tras una primera parte plana y gris, el equipo se entonó en la segunda mitad y jugó prácticamente con todo el equipo en campo rival. Luis Suárez pudo adelantar a los blanquillos desde el punto de penalti, VAR mediante, pero fue Íñigo Eguaras quien batió la portería rival a diez minutos del final.

Ante más de un millar de zaragocistas en las gradas, Víctor Fernández introducía tres cambios para arrancar el partido en Los Pajaritos. Delmás y Pombo suplían las bajas obligadas de Vigaray y Raphael Dwamena, mientras que el canterano Enrique Clemente entraba en el centro de la defensa en el puesto de Simone Grippo.

El partido arrancaba sin un dueño claro, con el Zaragoza intentando crear entre líneas con combinaciones entre Pombo y Kagawa. Pero era el Numancia el primero que empezaba a pisar área rival, ganando la partida en el centro del campo. Sin peligro para la portería de Cristian, Higinio probó fortuna desde lejos y Marc Mateu puso un córner con mucho peligro. Respondió Luis Suárez con una potente arrancada que no pudo enviar al fondo de la red.

No estaba cómodo el Zaragoza sobre el verde soriano, con pocas ideas para crear ocasiones de peligro más allá de apariciones sin continuidad de Shinji Kagawa. La ocasión más clara llegaba en el minuto 25. Marc Mateu servía una asistencia de cine para dejar mano a mano a Higinio ante Cristian, pero la vaselina del delantero numantino se marchó a milímetros de la portería zaragocista. A los pocos minutos, tuvo que ser Enrique Clemente quien desviara sobre la línea un disparo del Numancia, tras un grave error de James en salida de balón.

El Numancia era consciente de su superioridad en el centro de campo y comenzaba a adelantar la presión sobre la defensa blanquilla, ante la desaparición de Eguaras y James en la creación. El Zaragoza no tenía más remedio que aguantar las embestidas, aunque terminó la primera parte en campo contrario gracias a dos faltas laterales, que colgó Kagawa al área sin encontrar rematador.

Segunda parte

Tras el paso por vestuarios, el Zaragoza quiso salir más dominador del balón y adelantar metros sobre la portería de Dani Barrio, pero el centro del campo seguía demasiado impreciso como para culminar las oportunidades. Raúl Guti tuvo el primero en sus botas con un disparo desde la frontal que tocó en un defensa, pero, cuando parecía que el balón se iba a colar en el fondo de la red, el arquero del Numancia sacó reflejos para atrapar el esférico.

Estaba mejor el Zaragoza en esta segunda mitad, y muy cerca estuvo de adelantarse en el marcador. Kagawa puso un córner al primer palo que golpea en la mano de Gus Ledes y el colegiado, tras revisarlo en el VAR, señaló el punto de penalti, pero Dani Barrio adivinó las intenciones de Luis Suárez y detuvo el lanzamiento del colombiano.

No tardó en reaccionar Víctor Fernández para mantener el ímpetu de su equipo, dando entrada a Álex Blanco por Pombo, que no aprovechó su estreno como titular para alzarse como el sustituto de Raphael Dwamena. Continuaba el dominio zaragocista, ahora con un arma más, pero el Numancia amenazaba a la contra la meta de Cristian si acertaba en el último pase.

Llegaba el último cuarto de hora con todo abierto. Víctor refrescó el ataque zaragocista con la entrada de Papu, que dio más verticalidad al ataque. Y así llegó finalmente el gol del Zaragoza que buscó durante la segunda mitad. Guti ve perfectamente la subida de Delmás, el lateral pone el centro a la frontal del área pequeña, a donde entraba Eguaras para, con el brazalete de capitán, con la Virgen del Pilar, fusilar la portería de Dani Barrio y romper la igualada.

Se esperaban unos últimos cinco minutos de infarto, con el millar de zaragocistas en la grada insuflando oxígeno a su equipo para que volviera a sumar los tres puntos. El balón se paseó por el área pequeña de Cristian tras un remate de cabeza de Marc Mateu. Ante estas intenciones locales, Víctor recurrió a Grippo para alinear tres centrales y levantar el muro sobre la portería zaragocista.

No probó el Numancia a Cristian y el Zaragoza recupera el sabor de la victoria tras cuatro partidos sin ganar. El equipo de Víctor se sitúa rozando los puestos de ascenso directo, con 19 puntos, y en tercera posición. Ahora, el camino continuará el miércoles en Fuenlabrada y el domingo en La Romareda ante el Mirandés.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La Reina Sofía anima a “no ceder en la búsqueda” de las causas del alzhéimer en el Congreso de Huesca

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies