Rosa Plantagenet: “No queremos que nadie se quede atrás en la búsqueda de empleo”

La nueva gerente de Zaragoza Dinámica es Rosa Plantagenet

El programa de Formación para el Empleo de Zaragoza Dinámica (Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial de Zaragoza) ha arrancado ya con el inicio de clases de 24 de los 62 cursos que componen la oferta para el año académico 2019/2020.

La directora de Zaragoza Dinámica, Rosa Plantagenet, ha destacado el importante papel que cumplen los cursos para que jóvenes desempleados “no se queden atrás” y puedan encontrar trabajo, gracias al certificado profesional que se otorga con su realización.

En total, 400 alumnos recibirán formación en uno de los cinco centros de que dispone Zaragoza Dinámica y que están especializados en alguna de las 15 áreas profesionales que abarca el programa. A los ya conocidos centros Salvador Allende, Oliver y Río Gállego se han sumado para esta edición dos nuevas instalaciones en Casco Histórico y en Torrero.

Pregunta.- La oposición ha lamentado recortes en esta edición…
Respuesta.- Se ha hecho una reordenación porque había que hacerla, con un ajuste de mayor eficiencia y eficacia. Había dos cursos que eran nuevos y todavía no estaban organizados. Los cronogramas son difíciles de ajustar y lo hemos hecho principalmente con los calendarios y los profesores. La oposición siempre aprovecha para hacer críticas, pero la verdad es que estamos bien. Mi antecesora en su primer año comenzó los cursos más tarde.

Plantagenet resalta que Zaragoza Dinámica es fundamental para encontrar empleo en la capital aragonesa entre los jóvenes

P.- ¿Qué labor desempeña Zaragoza Dinámica en la ciudad?
R.– Es un instituto que lleva muchos años funcionando y es poco conocido. Algunos centros llevan 25 años dedicados a la formación de personas jóvenes y desempleados. Es decir, todos aquellos que en un momento dado buscan una cualificación. Zaragoza Dinámica recoge el espíritu en su nombre porque estamos dinámicamente adaptándonos a los tiempos, formando a las personas, a los desempleados y a los jóvenes, insertando y orientando laboralment,e que es nuestro gran objetivo y esperando que nadie se quede atrás.

P.– ¿Tienen algún centro que destaque?
R.- Emblemático en nuestro caso es el Río Gállego, que ha celebrado 25 años y que ha formado a una serie de sagas que han podido alcanzar un empleo gracias a la formación recibida.

P.– ¿A quién va dirigido?
R.- A todas personas que están desempleadas y han cursado estudios de Secundaria, que han acabado y que en un momento dado no saben muy bien dónde orientarse. Ofrecemos cursos por ejemplo en carpintería, climatización, fontanería, jardinería, hostelería… Tenemos cinco centros especializados para formar.

P.- ¿Cómo se apunta uno?
R.- Tienen que estar apuntados en el Inaem para acceder a nuestros cursos de formación para el empleo. Tenemos 65 líneas formativas donde se les da algo muy importante, que es el certificado de profesionalidad. Estas personas cuando acuden a nuestros cursos tienen el certificado profesional para poder ser carpintero, cocinero… Tenemos un convenio con el Inaem y ese convenio nos lo homologa.

P.- ¿Hay algún límite de edad?
R.- No hay ningún límite de edad, eso es lo primero que quiero transmitir. Normalmente se les pide una serie de estudios básicos o secundarios porque los cursos van por escalones y no es lo mismo acceder al certificado de formación 1, 2 o 3. En principio, son jóvenes desempleados y también tenemos personas que en un momento dado, por otro tipo de circunstancias de la vida, han quedado sin empleo y buscan un reciclaje. En algunas especialidades tenemos medias de cuarenta años. Es decir, tenemos de todo.

P.– ¿Hay que pagar algo?
R.- Son cursos gratuitos. Algunos son subvencionados por el Inaem, pero es el Ayuntamiento quien apuesta por esta formación. No queremos dejar a nadie atrás, queremos que todo el mundo pueda acceder y la formación es muy importante. El momento actual que vivimos es difícil, se exige una profesionalidad a los sitios donde vas y nosotros tenemos que dotar a las personas con unos certificados de formación.

Un total de 62 cursos componen la oferta para el año académico 2019/2020

P.– ¿Encuentran trabajo las personas una vez que finalizan los cursos?
R.- Tenemos, simultáneamente, lo que llamamos un club de empleo que se dedica a orientar y a insertar en la Azucarera. Orientan a cada uno según sus circunstancias personales. También hay un departamento de inserción que se pone en contacto con las empresas, es como una bolsa de trabajo y ayudan. Hay éxito y calculamos que un 60% que llega a la inserción.

P.- ¿Cuántos alumnos participan?
R.– El año pasado participaron 2.000 personas y este año nos han llegado ya 2.500 preinscripciones. Se inscriben más que las plazas de los cursos que tenemos.

P.- También dependen de ustedes los centros sociolaborales.
R.- Es algo que está muy unido a los barrios de Zaragoza y hay uno por barrio. Todas las personas jóvenes que en un momento dado tienen dificultades para seguir una trayectoria de educación normalizada y no pueden seguir en la ESO pueden formarse en estos centros. Hay algunos muchachos o muchachas que se quedan fuera del sistema y nosotros les tenemos que ayudar, no se pueden quedar fuera. Se llama educación externalizada y nos los mandan desde los institutos. Estos centros son muy queridos porque desarrollan una labor encomiable. Están las aulas taller donde pueden aprender pintura, fontanería, repostería y, a la vez, matemáticas, cálculo, lengua…

 

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies