Amnistía Animal no descarta llevar a juicio al Ayuntamiento y al circo si no se paraliza la función

Amnistía Animal muestra la comparación de Dumba con una elefanta de su misma edad, pero en un hábitat natural

Podemos-Equo y Amnistía Animal mantienen su empeño de evitar por todo medio legal la presencia del “circo esclavista” Zoorprendente, que ofrece espectáculos con animales y prevé empezar sus funciones este fin de semana. Insisten en que es un show “ilegal”. Tanto es así, que han presentado ante la Comandancia de la Guardia Civil una solicitud para que se precinte “de manera cautelar e inmediata” estas instalaciones, que se inmovilicen todos los animales salvajes y que se implanten sistemas de seguridad acordes a la morfología de los animales. De no paralizarse, la organización no descarta presentar un Contencioso-Administrativo contra el Ayuntamiento y el circo.

Del mismo modo, han denunciado el estado físico en el que se encuentra la elefanta Dumba, piden la visita e inspección de un veterinario colegiado imparcial que verifique el estado de salud de los animales, así como la idoneidad de los recintos en los que se encuentran. La ley española, ha dicho el portavoz municipal de la formación, Fernando Rivarés, exige que el firme sea terroso y pueda drenar “y estos animales están sobre asfalto”. Es más, ha añadido,

“El Seprona va a ir hoy y mañana a hacer su propia revisión”, ha anunciado Rivarés, quien se ha amparado en la ley 50/99 del 23 de diciembre, sobre el Régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos, en cuyo artículo 2.1 establece que se consideran animales potencialmente peligrosos (PPP), con carácter genérico, “los que, perteneciendo a la fauna salvaje, siendo utilizados como animales domésticos o de compañía, con independencia de su agresividad, pertenecen a especies o razas que tengan capacidad de causar la muerte o lesiones a las personas o a otros animales y daños a las cosas”.

Además, Rivarés ha asegurado que el Ayuntamiento tiene la obligación legal de pedir la licencia de animales (PPP) y de sus cuidadores a los circos “y que sepamos los circos no tienen esta licencia de animales potencialmente peligrosos”, por lo que “es un grave incumplimiento del Ayuntamiento que pida la licencia a cualquier vecino que tiene un perro potencialmente peligroso y no se lo pida al circo”.

Asimismo, según esta ley española que ha puesto sobre la mesa Rivarés, el Consistorio debe exigir que los cerramientos cumplan una normativa “que este circo no cumple”. Y es que los cerramientos de los animales PPP “deben garantizar que estos no puedan salir de los recintos y que las personas no puedan acceder al lugar de los ejemplares”. Sin embargo, el vallado de este circo, han aseverado desde Podemos-Equo, “es completamente insuficiente e infringe la ley nacional”.

“No hay que ser veterinario para ver que ese animal está enfermo y maltratado” 

Del mismo modo, este mismo miércoles, a primera hora, Amnistía Animal ha denunciado ante el Seprona las condiciones higiénico-sanitarias y de seguridad en las que se encuentran los animales. En concreto, se han referido a la elefanta Dumba que presenta un aspecto “no acorde con las características de un animal de su especie en buenas condiciones”, tal y como han reflejado en la diligencia.

Nuria García, miembro de la organización, asegura que las imágenes de Dumba son “espeluznantes” y que “no hay que ser veterinario o entendido para ver que la elefante está enferma o, por lo menos, maltratado”, ha subrayado. “No se puede tener a un cocodrilo en una bañera de plástico ni un elefante en un parquin”, ha insistido. Este animal, ha dicho, no tiene una ley que le proteja “nunca se va a su casa, ni se relaciona con otros elefantes, les hacen pasar sed en los traslados para que no orinen”, ha criticado.

Por su parte, el tesorero de la entidad, Luis Antonio, ha explicado la historia de Dumba. Estuvi viviendo en una casa particular en Barcelona. Su propietario “se vio acosado por las denuncias de los animalistas porque vio que la Generalitat iba a actuar”, ha indicado, y “decidió alquilarla a un circo francés”, donde estuvo un tiempo hasta llegar a este circo valenciano. “Es un claro caso de maltrato”, ha sentenciado el activista, quien asegura que tiene una enfermedad estomacal. Asegura no poder revelar sus fuentes, pero subraya que solo come al día “dos manzanas y parte de un pepino”.

Podemos-Equo y Amnistía Animal confía en que se paralice el espectáculo y argumentan un precedente, ya que en abril de este mismo 2019, en Roquetas de Mar, el Seprona cerró un circo que llevaba dos días abierto “por razones exactamente iguales”, ha explicado Fernando Rivarés.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Los aragoneses firmaron en 2018 más de 96.300 contratos que implican cambiar de provincia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies