Mayte Pérez pide salvaguardar los derechos de los aragoneses y empresas en el Reino Unido

La consejera de Presidencia ha insistido en la importancia de mantener “una comunicación directa y de colaboración con el Estado para trasladar todas las necesidades e incertidumbres que surjan"
La consejera de Presidencia ha insistido en la importancia de mantener “una comunicación directa y de colaboración con el Estado para trasladar todas las necesidades e incertidumbres que surjan"

Las relaciones comerciales con el Reino Unido, con un nivel exportador desde Aragón que en estos momentos está en torno a los 750 millones de euros anuales; las inversiones de Aragón en territorio británico; las cuestiones relacionadas con la educación; y la atención a pacientes aragoneses en el Reino Unido son algunas de las cuestiones que afectarán a la Comunidad Autónoma de Aragón, a sus ciudadanos y a las perspectivas económicas de las propias empresas aragonesas, según el escenario del Brexit que finalmente se acuerde en las negociaciones entre el Gobierno británico y las autoridades comunitarias.

Estas cuestiones son algunas de las que la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha trasladado y puesto en común este jueves en el transcurso de la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea (Carue), celebrada en el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, y cuyo tema monográfico era examinar la situación actual del Brexit y coordinar a todas las administraciones ante la separación británica de la esfera comunitaria.

La consejera de Presidencia ha insistido en la importancia de mantener “una comunicación directa y de colaboración con el Estado para trasladar todas las necesidades e incertidumbres que surjan. La idea es convocar en el propio Gobierno de Aragón reuniones sectoriales y una reunión interdepartamental para repasar toda la problemática”.

Se estima que 2.825 aragoneses residen en el Reino Unido, aunque el número puede ser previsiblemente mayor, ya que solo se tiene registro de los que han dejado constancia de su estancia en el Consulado. En Aragón residen 721 ciudadanos británicos.

“De lo que se trata –ha indicado Mayte Pérez- es de salvaguardar con las máximas garantías los derechos de este colectivo de ciudadanos aragoneses que por unas u otras razones viven, estudian o trabajan en territorio británico. Hay que dejar muy claro cuál será la situación de estos aragoneses en muchas facetas de la vida diaria como como la convalidación de los títulos universitarios que hayan obtenido, la atención sanitaria que tienen que recibir o cómo quedará la situación en cuanto a permisos de trabajo o de residencia”.

Mayte Pérez ha recordado que “el Gobierno de Aragón ha puesto a disposición de sus ciudadanos un portal del Plan de retorno del talento joven aragonés, dónde se puede encontrar información y solicitar asesoramiento que facilite el retorno a la Comunidad Autónoma. Cabe destacar que el Gobierno de Aragón ha informado que los aragoneses que hayan estudiado en el país británico tendrán pleno reconocimiento de sus titulaciones.

Mayte Pérez ha expuesto que “entre los sectores exportadores aragoneses con mayor exposición al Reino Unido se encuentra el sector del automóvil, que representó el 54,1% del total exportado al Reino Unido en 2017, una proporción absolutamente definitiva para nuestra economía, acompañada de otros sectores también relevantes para nuestra economía como el sector agroalimentario. Esta relación comercial y el nuevo escenario ha de quedar perfectamente definido para evitar ambigüedades y estar protegidos por una seguridad jurídica incontestable”.

En el ámbito de las relaciones comerciales, son muchas las empresas alimentarias que están vendiendo sus productos en el Reino Unido, que desde el momento en que se produzca el Brexit pasarán a ser exportadoras, en unas condiciones desconocidas en estos momentos. Los sectores de producción de fruta fresca y derivados, huevos, vinos y bebidas alcohólicas, productos cárnicos frescos y elaborados, cereales o aceites, entre otros, son los que más van a verse afectados, algunos de ellos procedentes de productores aragoneses.

En cuanto al sistema universitario aragonés, el Brexit supondría un cambio importante en los programas de movilidad y de reconocimiento de títulos y créditos cursados, hasta que fuese cubierto por tratados bilaterales.

“Si el Brexit se produce con acuerdo habrá que estar a los términos previstos en ese acuerdo. En otro caso, al día siguiente de que los reglamentos europeos dejen de ser de aplicación en Reino Unido, los países a los que afecta (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) dejan de ser miembros de la Unión Europea y por tanto les será de aplicación la normativa prevista para los países externos a la Unión Europea”, ha indicado la consejera.

En cuanto a la atención sanitaria, la consejera de Presidencia ha indicado que “un primer punto a valorar es la atención sanitaria a pacientes aragoneses residentes en el Reino Unido. El grado de afectación dependerá de si se abre una negociación para sustituir la normativa europea, basada en la Tarjeta Sanitaria Europea, por acuerdos bilaterales como los que tenemos con otros países del espacio Económico Europeo”.

“En cuanto a la atención sanitaria en Aragón a pacientes de nacionalidad británica, se produce una situación similar a la anterior, pero a la inversa. En cualquier caso, para la sanidad aragonesa tendría una menor afectación ya que no hay un gran volumen de británicos residentes en Aragón y que serían usuarios de nuestra sanidad”, ha terminado diciendo Mayte Pérez.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El PSOE Alto Aragón valora el mandato de Sánchez como “sinónimo de compromisos cumplidos” en la zona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies