El Seminario de Huesca iniciará en primavera las obras para su recuperación

El coste de la intervención se aproxima a los 3,3 millones de euros

La situación del Seminario de Huesca se ha desbloqueado tras casi dos décadas gracias al compromiso conjunto del Ayuntamiento de Huesca, la Diputación Provincial de Huesca, la Consejería de Ciencia y Universidad y la Universidad de Zaragoza. De esta manera, se ha acordado un plan de actuaciones para recuperar el edificio oscense, ubicado en pleno casco histórico de la ciudad y que incluirá la adaptación para usos universitarios de la iglesia y la zona contigua a la calle, que albergarán una sala de estudio y una biblioteca.

La fecha de inicio de las obras se ha marcado para la primavera de 2020 y se financiará a través de un convenio a tres bandas de la Universidad de Zaragoza con la Diputación Provincial de Huesca y la consejería del Gobierno de Aragón, que está pendiente de sellarse. Así lo han puesto de manifiesto tras la reunión el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, y el alcalde de la ciudad, Luis Felipe, junto a la consejera de Ciencia y Universidad, Maru Díaz, y el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, como principales responsables de las cuatro instituciones que integran este órgano.

El coste de esta intervención se aproxima a los 3,3 millones de euros, tal como queda recogido en el anteproyecto con el que ya cuenta la Universidad y donde se incluyen los trabajos de rehabilitación propiamente dichos y el equipamiento. Esto permitirá cerrar la configuración básica del Campus y la ampliación natural de las facultades anexas al actual Vicerrectorado. Tras este encuentro celebrado en la DPH, también se ha anunciado que la comisión mixta entre DGA y UZ está prevista para el próximo 1 de octubre, donde se analizará este proyecto en su conjunto y el optar a fondos europeos para costear las obras.

A día de hoy, los servicios técnicos del consistorio oscense ultiman el proyecto para la licitación de estos trabajos de saneamiento, al que se llega después haber valorado diferentes alternativas y un estudio técnico atendiendo a la normativa y recomendaciones de protección del edificio. Con una superficie de prácticamente 16.000 metros cuadrados y en claro estado de deterioro, el Seminario tiene varias zonas protegidas. Por un lado, la iglesia de la Santa Cruz, la más antigua de Huesca, está catalogada como Bien de Interés Cultural y, de la misma forma, cuentan con protección las fachadas a las plazas General Alsina y Universidad, y el pórtico del segundo patio interior.

Tras el último acuerdo de este mismo Patronato hace ahora un año, se apostó por segregar en varias parcelas el espacio, iniciándose el proceso de reversión municipal de la parte en la que no tenía previsto actuar la Universidad que va en paralelo. El objetivo común que hoy han expresado es el de revitalizar una zona del casco histórico en la línea de lo ya realizado en el entorno de la muralla que pueda convertirse en una infraestructura útil para la ciudad y mantener la trayectoria ligada al ámbito universitario de este conjunto.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La feria de Biescas se consolida como referente nacional en la ganadería y la producción artesana

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies