Chueca afirma que los 16 buses del eje Este-Oeste dan más servicio que la línea 2 del tranvía

Hasta 16 líneas de autobús cubren este eje de la capital aragonesa

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, considera un proyecto “del todo inviable” el desarrollo de una segunda línea del tranvía. Pero no solo porque hipotecaría a la ciudad “para los próximos 50 años”, sino también porque, según ha podido comprobar con los técnicos, aunque el corredor Este-Oeste tiene una movilidad “que podría ser mejorable”, está “bien atendido” con las 16 líneas de autobús que pasan por ahí y lo conectan con otros puntos de la ciudad. De hecho, son más de 25 millones los usuarios que utilizan estas 16 rutas, una cifra “superior a la que podría atender el tranvía”.

Es por ello que, según estas estimaciones, el tranvía “ni siquiera sería la mejor solución puesto que tendría que ser reforzada con el transporte público actual”, ha defendido Chueca. Además, asegura que la ratio de viajeros en estas líneas está “lejos de los máximos”, por lo que “todavía hay capacidad suficiente de estar bien atendidos con las actuales líneas de autobús”.

Es decir, que la línea este-oeste del tranvía es un proyecto de “fantasía e ilusión” porque “no existe problema de movilidad”, tal y como ha puesto de manifiesto. Es más, Chueca considera que el objetivo final era desarrollar un proyecto “para poder hacer un plan urbanístico encubierto y poder mejorar esa zona, pero si se quieren mejorar las aceras y el paisaje urbanístico se tendrá que hacer con un plan propio y no encubierto con una línea 2, porque no existe problema de movilidad”, ha insistido.

Aún con todo, Chueca también ha subrayado que en los últimos años ha habido un “importante cambio en movilidad” y considera que el tranvía era una solución “estupenda y única hace quince años”, pero que “no es la movilidad de futuro” porque hay otras alternativas “más flexibles, de alta capacidad y sostenibles” que dan una misma solución “sin necesidad de acometer una inversión de 230 millones ni hipotecar a la ciudad”.

Aunque reconoce el “éxito” de la línea 1, Chueca también ha destacado que es un proyecto que “ha endeudado a la ciudad para los próximos 34 años”. En este sentido, ha insistido también en que “habrá que ver” cuál es el desenlace de los siguientes años “por sus gastos operativos” porque, tal y como ha subrayado, “no son rentables para la sociedad”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies