Azcón dice que no subirá impuestos ni reducirá servicios pese al “boquete” heredado de la izquierda

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, afirma que el Gobierno todavía no ha decidido si subirá el precio del bus

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha reconocido que los resultados de la auditoría financiera y de gestión que encargó el Gobierno del Partido Popular y Ciudadanos, “condicionarán el futuro económico de la ciudad”. Eso sí, también ha dejado claro que los presupuestos no sufrirán recortes ni habrá menos servicios públicos en la ciudad de cara a los próximos años. Tampoco apostarán por subir los impuestos “como harían los gobiernos de izquierdas, y como de hecho han hecho”, ha subrayado.

“Ni habrá subida de impuestos, ni menos dinero en los presupuestos, ni recortes, pero sí tomaremos medidas reasignando partidas y mejorando la gestión”, ha anunciado el alcalde porque “como ha pasado siempre”, ha dicho, “tenemos que solucionar la situación económica que han creado gobiernos de izquierdas”.

A modo de resumen, la auditoría establece que el Ayuntamiento tiene un “agujero” de más de cien millones de euros y una deuda de 860 millones. Cifras que hacen que el de Zaragoza sea el Consistorio “más endeudado por habitante” de todo el país. Ahora, el Ayuntamiento tomará medidas “de forma inmediata” para ir disminuyendo “ese boquete que nos hemos encontrado”.

Una parte “importante”, unos 40 millones, ha dicho Azcón, se conseguirán acudiendo al fondo de rescate del Ministerio de Hacienda, pero “las infradotaciones presupuestarias se tendrán que solucionar en futuros ejercicios presupuestarios” y eso, ha lamentado, “será a costa de la inversión”.

Azcón ha dejado claro que la auditoría “no la ha hecho el equipo de gobierno, sino el interventor”, por lo que es un estudio “independiente y que dice la verdad” porque son “los datos objetivos después de que los haya recopilado el interventor, que es un funcionario independiente”, ha remarcado.

La subida del precio del autobús, todavía sin decidir

El alcalde también ha asegurado que, por el momento, el Gobierno PP-Cs todavía no ha decidido si subirán el precio del billete del autobús y tranvía, aunque también ha dejado claro que no sería una subida como tal porque no es un impuesto y porque, en cualquier caso, “nunca superaría el IPC”.

“Nos gustaría bajar los impuestos todavía más de lo que los vamos a bajar”, ha asegurado Azcón, quien también ha defendido su intención de favorecer a “aquellos que vengan a crear empleo a la ciudad”. “También lo haremos a las familias, pero nos gustaría hacerlo más si no nos hubiéramos encontrado este agujero”, ha lamentado el alcalde.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
ZeC reclama una respuesta institucional y política ante el “problema larvado” del ICA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies