Los aragoneses, los españoles que menos conocen qué enfermedades se tratan con fármacos biológicos

Pese a los datos, España es la novena potencia mundial en producción de conocimiento en el sector biotecnológico

Un 47,7% de los aragoneses desconoce qué tipo de enfermedades pueden tratarse actualmente con fármacos biológicos, posicionándose, así, como la Comunidad Autónoma que mayor desconocimiento tiene en este ámbito, frente al 34,8% de la media española. Además, el 78,3% de los aragoneses, frente al 74,1% de los españoles, reconoce que su conocimiento sobre biotecnología es bajo o nulo, a pesar de su creciente papel en áreas como la medicina.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del Biotecnómetro 2019, una encuesta realizada a 3.000 personas en toda España por la compañía biotecnológica Amgen y que tiene como finalidad conocer el interés y el grado de conocimiento sobre la biotecnología aplicada a la salud.

La biotecnología se refiere a toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y células vivas para la producción y la optimización de medicamentos, alimentos y otros productos de utilidad para el ser humano.

A pesar de que pocas personas saben definirla, la biotecnología está muy presente en la vida diaria ya que el 30% de los fármacos introducidos en el sistema sanitario en los últimos 25 años son biológicos, tal y como recoge un informe de la Fundación Weber de 2017. Los primeros medicamentos fruto de procesos biotecnológicos llegaron al mercado a principios de los 80 cuando científicos estadounidenses insertaron por primera vez una secuencia de ADN modificado en células de hámster. Así, consiguieron proteínas modificadas genéticamente con las que actualmente ya se tratan enfermedades como el cáncer, las patologías autoinmunes o las cardiovasculares.

Y la presencia actual de la biotecnología en salud no va a dejar de crecer dado que cada año aumenta en un 25 % el número de fármacos biológicos que esperan aprobación por parte de las autoridades sanitarias regulatorias, según un informe de la consultora McKinsey & Company de 2017.

Precisamente, en la encuesta, una inmensa mayoría de los aragoneses (el 93%) considera que la biotecnología es un “avance científico”.

Principalmente, en oncología

Cuando se ahonda en las áreas terapéuticas donde la biotecnología puede ser más relevante, el 76,3 % de los encuestados aragoneses sitúa a las enfermedades oncológicas en primer lugar. En segundo término, aparecen las enfermedades víricas (52,5%), seguidas muy de cerca por las enfermedades cardiovasculares (50%). De hecho, son algunas de las principales áreas en las que la biotecnología está centrando sus esfuerzos en investigación.

En el primer Biotecnómetro realizado por Amgen, el 81,4% de los encuestados aragoneses que tiene, al menos, algo de conocimiento sobre biotecnología considera que la medicina es el principal ámbito de investigación donde se puede aplicar. Aun así, existe un gran desconocimiento cuando se pregunta por los medicamentos biológicos. Más de la mitad de los consultados (54,7%) que afirma tener conocimiento sobre la biotecnología no sabría decir si le han prescrito alguna vez fármacos biológicos.

Por otra parte, en cuanto a las diferencias entre un fármaco de origen biológico y uno de origen químico, las respuestas aparecen balanceadas entre los aragoneses que aseguran que sí las conocen (47,7%) y los que dicen que no (52,3%).

Poca información

Llama la atención que siendo España la novena potencia mundial en producción de conocimiento en el sector biotecnológico, según el informe Asebio de 2018, la inmensa mayoría de la población aragonesa (92,5 %) considere que la información que actualmente existe sobre biotecnología aplicada a la salud es insuficiente. En la misma línea, el 88,3 % de los aragoneses asegura que le gustaría tener más información sobre fármacos biológicos.

A la hora de buscar información sobre las aplicaciones de la biotecnología en el ámbito de la salud son varias las fuentes de información que utilizan los encuestados aragoneses, quienes pudieron elegir en respuesta múltiple. Concretamente, el 64,2% de los encuestados afirma que acudiría a los profesionales de la medicina para informarse, el 57,5% utilizaría páginas web y el 22,5% consultaría a su farmacéutico.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Hierros Alfonso prevé invertir cinco millones de euros en su nuevo Plan Estratégico de tres años

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies