La Patata de Cella se reivindica en la 20ª edición de su feria

La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha participado en la inauguración de la feria

Cella celebra este fin de semana la XX edición de la Feria de la Patata de Cella para reivindicar, un año más el valor añadido de los productos de la tierra. La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha participado este sábado en la inauguración de la feria, donde ha recordado la importancia “de poner en valor nuestros productos, que tienen una variedad de usos y que, incluso, alcanzan una dimensión social muy importante”.

La consejera participó igualmente en la degustación de platos, cuyo ingrediente principal era la patata, elaborados por vecinos y vecinas de Cella. La consejera insistió en que la patata de Cella ha mantenido su calidad en los últimos años y una prueba de ellos es su aprovechamiento en los platos más variados.

La marca “Patata de Cella” quedó registrada en la Oficina Española de Patentes y Marcas en marzo de 2011, gracias a una iniciativa del Ayuntamiento de la localidad y la cooperativa agraria local.

La Patata de Cella es de alta durabilidad y presenta una carne de color amarillento. Su textura, junto con sus niveles de azúcares debidos a la climatología, hacen que la patata sea la más idónea para dedicarla a freír. Presenta forma alargada, con un 80% de agua y un 20% de materia seca. La variedad de esta patata es la Agria.

La zona territorial delimitada para el cultivo de este producto es la localidad de Cella y los municipios limítrofes. En esta zona concurren dos características fundamentales: la primera, el agua de riego, muy buena porque tiene una mínima presencia de cal; y la segunda, la composición franco-arenosa del suelo, nutriendo la tierra de forma equilibrada, apto para el riego del tubérculo, cuya consecuencia no se nota en la abundancia de la producción sino en la calidad de la misma.

Además también hay que tener en cuenta la climatología continental, con muchas horas de frío y menos calor, que hacen que el tubérculo tenga una mayor cantidad de azúcar que de almidón, lo que además dota a la patata de la mejor calidad para ser frita.

La siembra de la Patata de Cella se realiza durante el mes de abril y se recolecta en torno al mes de octubre.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Teruel facilitará la gestión de los trámites para organizar actos festivos en la ciudad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies