Zaragoza inicia el derribo del andamio y la fachada en ruinas de la calle Pignatelli

El Ayuntamiento quiere reafirmar su compromiso para acabar con "la desidia y dejadez" que ha propiciado esta situación

El Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado este viernes el derribo del andamio y de la histórica fachada de la calle Pignatelli 78. Una decisión que se produce después de que el juez haya autorizado esta actuación al Consistorio por el estado “ruinoso” de la estructura metálica y del edificio, pese a las protestas de los vecinos por el interés cultural y medioambiental de la fachada.

Este derrumbe se alargará durante tres semanas, precisamente, por la mala situación en la que se encuentran. El consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, ha explicado que la empresa debe desmontar a la vez la fachada y el andamio “porque si desmontan el andamio se cae la fachada, y si desmontan la fachada se cae el andamio”. “Ese es el estado de ruina absoluto en el que se encuentran”, ha aseverado.

Por este motivo, el juez no ha tenido en cuenta la Declaración de Interés Ambiental para autorizar el derribo, ya que, según Serrano, “cede ante la declaración de ruina”. “Hay un informe técnico que dice que hay una ruina, que es peligroso para las personas. El 3 de septiembre hubo desprendimientos. Y certificada esa ruina, la juez dictó anteayer un auto que obligaba a la propiedad y el Ayuntamiento a derribar ambos elementos”, ha añadido el responsable de Urbanismo.

“Contundentes con Pignatelli”

Así, el Ayuntamiento ha querido iniciar de inmediato el derribo del edificio mediante una ejecución subsidiaria, con la que repercutirán la factura a la propiedad. De esta forma, reafirman su compromiso para acabar con “la desidia y dejadez” que ha propiciado esta situación. “No queremos perder ni un minuto. Pignatelli está en una situación muy delicada. Vamos a ser contundentes”, ha afirmado.

Pero este solo va a ser el primer paso que se afronte desde Urbanismo para recuperar esta calle. Su próximo reto está en los “narcopisos” que se distribuyen por el entorno, y que son un foco para la inseguridad que azota en los últimos meses. “Vamos a examinar los edificios, y con aquellos que estén en estado de ruinas iremos al juzgado. Si obtenemos la tutela judicial para actuar en esas propiedades, habrá que proceder a los desalojos correspondientes e intervenir”, ha señalado.

Rechazo de la Asociación de Vecinos

La Asociación de Vecinos Lanuza Casco Viejo se ha personado en el inicio de los trabajos para denunciar lo que consideran una “prevaricación”. Su portavoz, Javier Rodríguez, ha asegurado que el andamio puede colocarse en el interior del edificio para mantener la fachada, pero “como todos los especuladores, los propietarios lo hacen por dentro porque es más barato”, amenazando con presentar una denuncia en los juzgados.

Por ello, exigen la “paralización inmediata” de las obras hasta que “se garantice su protección”. “Resulta un despropósito que prive los intereses particulares especulativos antes que el bien patrimonial-cultural. El derribo de la fachada facilita a sus propietarios la construcción y/o venta de este solar. Estamos hablando de urbanismo a la carta”, han concluido.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
PP-Cs plantean ampliar el protocolo antiagresiones sexuales durante Pilares para incluir los abusos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies