Arade recurre el decreto de la DGA que regula la atención farmacéutica en residencias

Este decreto obliga a los centros de cien o más camas a que se suministren con la farmacia de su hospital de referencia

La Asociación Aragonesa para la Dependencia (Arade), la principal asociación de entidades privadas de servicios de atención a las personas mayores en Aragón (residencias, centros de día, atención domiciliaria y teleasistencia), interpondrá este viernes un recurso ante la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón al decreto que regula la atención farmacéutica en las residencias. La entidad critica las “consecuencias nefastas” que puede tener su aplicación en la óptima atención a los mayores.

Este decreto, han explicado desde Arade en un comunicado, obliga a los centros de cien o más camas a que se suministren con la farmacia de su hospital de referencia o deberán disponer de un servicio de farmacia propio y contar con un farmacéutico en la residencia, “algo inasumible por las altas exigencias de las instalaciones y personal que impone este decreto a los centros”, tal y como ha concretado la gerente de Arade, Paquita Morata.

Dada la saturación de las farmacias hospitalarias y los problemas que se prevén en la dispensa de medicamentos, la aplicación de este decreto “dificultará la óptima atención a los mayores y complicará un servicio esencial para los residentes”. “No se ha tenido en cuenta la inmediatez que necesitan las residencias para atender a sus clientes”, ha criticado Morata, quien ha añadido que es un inconveniente “todavía más grave” en el caso de residencias del ámbito rural “debido a la distancia existente hasta los hospitales de referencia”. Cuando un usuario necesite por ejemplo un antibiótico o un cambio de medicación inmediata este sistema “va a ser totalmente ineficaz”, ha sentenciado.

Además, las residencias de menos de cien camas tendrán que proveerse de la farmacia que en adelante determine la Administración “y también podría darse el caso de que estas también tengan que recurrir a farmacias de la red de hospitales si ningún farmacéutico quiere concursar por ellas”, ha apuntado.

“Quieren cambiar un sistema de trabajo que funciona y que además va en contra de la libre competencia, pues ahora estamos obligados a proveernos donde nos dice la Administración”, ha lamentado la gerente. Las residencias, ha agregado, tendrán ahora que dejar de trabajar con sus farmacias de confianza, “que han adaptado sus servicios con sistemas de dosificación y dispensación, que atienden urgencias y situaciones especiales y personalizadas, a otro sistema que por experiencia sabemos que va a ir en contra del servicio a los residentes”.

“Las residencias en esta cuestión somos meros intermediarios, no somos hospitales, somos centros sociosanitarios y nos debemos a la persona mayor y al óptimo servicio a ellos”, ha defendido la gerente. Asimismo, desde Arade han lamentado que un decreto de este calado, después de estar años en preparación, se haya publicado en pleno periodo vacacional, el pasado 6 de agosto, “sin haberlo notificado previamente a Arade como representante de las principales entidades implicadas”.

Sobre Arade

Arade, la Asociación Aragonesa para la Dependencia, es la entidad de referencia del sector profesional del cuidado de las personas mayores en Aragón, y cuenta con 77 asociados de las tres provincias aragonesas.

Entre ellos se encuentran empresas de Ayuda a domicilio, Teleasistencia, Centros de Día y Residencias para Personas Mayores, entidades privadas con y sin ánimo de lucro. Suponen cerca de 2.000 puestos de trabajo directos y unos 4.000 indirectos.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La Asociación de Guardias Civiles asegura que faltan 700 agentes en Aragón para dar un buen servicio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies