El empresario del circo pide ante el juez anular el artículo de la ordenanza que prohíbe los animales

Belltall asegura que en su circo no se maltratan animales

El director general de la Corporación Recrearte Entretenimiento, Eduardo Belltall, ha presentado este miércoles un Contencioso Administrativo en los juzgados contra la Ordenanza sobre la Protección, la Tenencia responsable y la Venta de Animales de Zaragoza para anular el artículo que prohíbe la instalación en la ciudad de circos con animales. El empresario ha solicitado también medidas cautelares que le permitan desarrollar la actividad. Para mañana jueves, además, tienen previsto presentar una denuncia por prevaricación contra la vicealcaldesa y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández; y el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano.

Belltall ha insistido en que el fondo del asunto es “defender el circo tradicional clásico” para lo que “no nos ha quedado más remedio que llegar hasta aquí, aunque no queríamos hacerlo”, ha reconocido. Consideran que la aprobación de la ordenanza municipal es “ilegal” porque hay una contradicción entre la legislación autonómica y la local, “cuando la ordenanza municipal nunca puede estar por encima de la ley autonómica”, tal y como ha manifestado.

El empresario tiene preparado un “Plan B”, para el supuesto en el que no consiguieran la licencia, con “un camino legal perfecto, donde no existe ningún tipo de prohibición ni cuota que nos filtre para que no podamos trabajar”. De esta forma, se cambiaría el registro hacia el de una recreación histórica teatral, ambientada en la leyenda de Aladín, en la que también participarían animales, porque, según Belltall la ordenanza municipal “solo prohíbe expresamente el circo con animales”.

Sin embargo, en el capítulo 7 de la ordenanza, referido a las prohibiciones, se contempla en el apartado f) la prohibición de: “Utilizar animales en espectáculos, filmaciones, actividades publicitarias, actividades culturales o religiosas y cualquier otra actividad siempre que les pueda ocasionar daño o sufrimiento, o bien degradación, parodias, burlas o tratamiento antinaturales, o que puedan herir la sensibilidad de las personas que los contemplan, con la excepción de lo establecido en la ley respecto de los espectáculos taurinos, vaquillas y cetrerías”.

El empresario ya ha vendido más de 3.000 entradas para el circo, pese a no tener la licencia concedida. “Allá donde vamos, siempre desde que se presenta la documentación por registro de entrada, es una declaración responsable la que te habilita a poder vender localidades para cualquier tipo de espectáculo”, ha explicado Belltall, porque la licencia, ha dicho, se obtiene “dos o tres días antes porque se tienen que pasar las inspecciones técnicas y de bomberos”. En caso de que no se concediese la licencia se devolvería el dinero de las entradas y, si por el contrario obtienen el permiso, Belltall ha anunciado que a estas personas se les invitará a presenciar los espectáculos desde el palco VIP.

Belltall ha hecho hincapié en que en su circo “nunca” ha maltratado a los animales. “Nuestros animales han nacido en cautividad, los hemos criado a biberón, de nuestra propia mano, como hijos propios”, ha manifestado. Todo se ha enseñado “con etología y comportamiento animal, reforzando el premio positivo para que los animales hagan ejercicios naturales que hacen en el estado salvaje”. Los animales que tienen en este circo, ha insistido Belltall, “son de ocho y nueve generaciones, de sus padres y abuelos que han nacido en circos y zoos”, por lo tanto, “son animales domésticos nacidos en cautividad” y asegura que es “una falacia” decir que sus animales son salvajes.

Azcón mantiene su respaldo al consejero Víctor Serrano 

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha mantenido su respaldo al consejero de Urbanismo, que no concedió la licencia. “Tomó una decisión con los informes de los técnicos del área y tomó una decisión conforme a lo que considera que se adecuaba a la legalidad”, ha subrayado Azcón, quien ha destacado la “absoluta confianza” que tiene sobre Serrano porque “está desarrollando un magnífico trabajo”.

Lo que también ha dejado claro es que este gobierno acatará la decisión del juzgado, “sea la que sea”, de forma que si las medidas cautelares establecen que el circo debe tener la licencia “con toda la normalidad del mundo se la daremos, y además lo antes que podamos”, ha indicado. “Vamos a ver esto como una oportunidad para que los tribunales nos digan lo que tenemos que hacer este año y años sucesivos para evitarnos así un problema”, ha concluido el alcalde.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies