El Servet realiza la primera cirugía subxifoidea en Europa sin intubar al paciente

La novedad es que se practica una sola incisión en el cartílago subxifoideo evitando los nervios que recorren la caja torácica

El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza ha llevado a cabo este lunes una operación sin precedentes: se trata de una lobectomía de pulmón realizada mediante abordaje subxifoideo sin intubar al paciente, solamente con sedación. Para ello, han asistido al centro médico el prestigioso cirujano torácico Diego González y el anestesista César Bonome.

La paciente ha sido intervenida en quirófano mientras la operación se retransmitía en directo en otra sala del complejo hospitalario, para que pudieran verla expertos médicos de Zaragoza y venidos también de otros puntos del país. Se trata de una técnica no invasiva que reduce el dolor en el postoperatorio a penas 24-48 horas. La novedad es que se practica una sola incisión en el cartílago subxifoideo (justo bajo el esternón y por encima del diafragma), evitando los nervios que recorren la caja torácica que son los que habitualmente producen dolor cuando la intervención se hace en un lateral.

Además, no se ha intubado al paciente ni se ha utilizado anestesia general. “Hemos realizado un bloqueo regional mediante epidural torácica y la paciente ha estado ventilando espontáneamente durante toda la intervención”, matiza Bonome. El objetivo es utilizar técnicas mínimamente invasivas, evitando tener que usar potentes fármacos que inducen el estado de coma y que producen efectos sobre el paciente.

“Esta paciente cuando despierta no tiene dolor, tiene una analgesia regional perfectamente realizada y se puede hablar ahora mismo con ella, puede deambular, está en un estado de recuperación perfecto”, explica Bonome. Eso tan solo una hora después de la operación. El cirujano González Rivas explica que, con más de 800 cirugías anuales a sus espaldas, es la segunda vez que ha realizado este tipo de intervención.

Él es experto mundial en cirugía torácica viodeasistida (VATS) uniportal, y el abordaje subxifoideo realizado hoy sin intubación orotraqueal, es una evolución de esta técnica que lleva aplicándose desde 2010. Una sola incisión de 3 centímetros realizada en la parte frontal puede ser suficiente para extraer tumores de pulmón de pequeño tamaño y que no se encuentren en estado avanzado. De momento, no se puede practicar sobre pacientes obesos y es un procedimiento complicado, ya que hay que controlar el diafragma –porque se entra justo por encima y el paciente lo mueve mientras respira autónomamente- y el corazón se encuentra muy próximo. Pero los expertos esperan perfeccionarlo con el tiempo para poder extender este tipo de intervención por los hospitales de todo el mundo.

Un robot permitirá en el futuro simplificar el proceso: “Entrará como una serpiente angulada, evitando el corazón”, matiza González. Además, siempre se trabaja con un plan adicional por si las cosas fallan. “Lo más importante es la seguridad del paciente; si vemos algo anómalo o que el paciente se mueve demasiado, lo sedamos, si no podemos continuar el subxifoideo hacemos incisión en el tórax”, añade.

150 intervenciones anuales

El objetivo de la jornada de este lunes era dar a conocer esta técnica operatoria entre los expertos del sector. Una vez conocida y visualizada, podrán comenzar a aplicarla en Zaragoza pero, como asegura González, no podrá hacerse todo de vez: “Pueden empezar haciendo cirugía uniportal sin intubar, luego subxifoidea en intubados, y una vez hay experiencia en ambas, se puede dar el salto y hacer esto”. En el Miguel Servet se realizan unas 150 intervenciones quirúrgicas anuales para extirpar lóbulos pulmonares. Unas cinco personas podrían ser operadas mensualmente utilizando la nueva técnica.

González explica que en el Hospital de Shanghái, donde él dirige el programa de VATS, se realizan 15.000 operaciones al año. De ellas, 13.000 son uniportales y solo el 6% de estas (unas 800) son subxifoideas. La razón es que se necesita un tipo concreto de paciente con unas características específicas.

Los facultativos del Servet Raúl Embún e Íñigo Royo (cirujanos torácicos) y María Puértolas (anestesióloga de la Unidad de Anestesia Cardiotorácica) han sido encargados de la coordinación de este curso, organizado por los Servicios de Cirugía Torácica y Anestesia del HUMS y de los doctores Primitivo Martínez (Jefe de Sección de Cirugía Torácica) y Blanca Izquierdo (Jefe de Sección de la Unidad de Anestesia Cardiotorácica), con el apoyo de Johnson & Johnson Institute.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Zaragoza y Murcia, juntas en el impulso de proyectos de éxito en materia de mercados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies