Los bomberos forestales vuelven a las calles para denunciar sus “indignas” condiciones laborales

Los bomberos denuncian el "andamio de precariedad" tejido por el consejero Olona

Por quinto año consecutivo, los bomberos forestales de la empresa pública Sarga vuelven a las calles de Zaragoza para denunciar “la paulatina precarización de sus condiciones de trabajo, los incumplimientos sistemáticos en materias de riesgos laborales o la contratación parcial”. La manifestación será este sábado 31 de agosto, partirá desde la plaza de San Miguel a las 23.00 horas -esta es una marcha nocturna- y recorrerá todo el centro de la capital aragonesa para finalizar en la Plaza del Pilar.

Los trabajadores de Sarga estarán acompañados, además, por los trabajadores de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) de Daroca. Tal y como ha reconocido Jorge Farled, representante sindical de CGT-Tragsa y miembro de las Brif, ellos, al contrario que los trabajadores de Sarga, sí han sido finalmente reconocidos como bomberos forestales -“hasta hace un año decíamos que éramos jardineros voladores”, ha ironizado-.

Aún así, recuerda que los trabajadores de la BRIF no realizan un año completo de trabajo (son despedidos en diciembre y contratados en enero) y la formación recibida en algunos aspectos como la gestión de naturaleza mixta rural-urbano “es muy deficiente”. Además, no suelen serles reconocidas las enfermedades profesionales derivadas de un trabajo tan físico.

Más precaria aún es la situación de los bomberos forestales de la empresa Sarga, empresa pública dependiente del Gobierno de Aragón. “En cinco días los puestos fijos de vigilancia se van a la calle”, ha denunciado el delegado sindical de Sarga en la provincia de Huesca, Víctor Muriel, que ha acusado al consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona, de haber tejido “un andamio de precariedad” en torno a los bomberos forestales.

“La expectativa según la ley presupuestaria de 2018 hablaba de contrataciones de los puestos fijos de siete meses pero la mayoría no pasaron de 88 días”, ha criticado el representante de CGT, que ha lamentado también la reducción de horas trabajadas de las autobombas y de los trabajadores de las cuadrillas terrestres. Como ejemplo de esta situación, Muriel ha afirmado que “si los bomberos de la DGA tienen un incendio en su comarca, la mitad del tiempo no pueden intervenir”.

Además, también han denunciado incumplimientos de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales como la vulneración de los descansos de los conductores de autobomba o la ausencia de plan de evacuación de los puestos fijos. “Hay compañeros que se han llegado a hacer jornadas de 22 horas”, ha señalado.

DGA y Sarga se “pasan la pelota” 

Preguntados sobre una supuesta reunión para mejorar esta condiciones de trabajo, desde los sindicatos explican que cuando acuden a la DGA les informan que es Sarga, al ser una sociedad pública, el interlocutor necesario con el que han de negociar y Sarga les explica que estas condiciones están fijadas por el Gobierno de Aragón. Aún así, se han mostrado completamente dispuestos a negociar.

Además, ha advertido que el cambio climático está empeorando la situación y actualmente cuadriplica la masa forestal sobre la que se puede trabajar. “Necesitamos gestión y necesitamos prevención”, ha aclarado Muriel, que también ha criticado el “chantaje” de la DGA en algunos aspectos como que la mejora de los puntos de encuentros salen de la partida de contratación, por lo que trabajan menos días.

También han querido denunciar la política “con dejes caciquiles” que se ejecuta en Sarga, con una excesiva presencia de mandos intermedios -“yo tengo diez cargos por encima del mío, ha puntualizado el trabajador de Sarga- y excedencias a la carta.

Por último, han querido criticar el “cinismo” de figuras como Pablo Casado o Pedro Sánchez, que acuden a incendios como los de Canarias a “hacerse fotos” pero “nunca están” a la hora de preocuparse de las condiciones laborales de los bomberos forestales. “No tiene ningún sentido que Lambán nos tenga trabajando veinte horas, lance un tuit de agradecimiento y al mes y medio nos tire a la calle”, ha finalizado un Muriel visiblemente indignado.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies