Luis Suárez: “El partido de la Ponferradina tiene que servir de escarmiento para la próxima salida”

Luis Suárez buscará anotar de nuevo en casa frente al Elche

Después de Raúl Guti, ha sido Luis Suárez el segundo futbolista que ha pasado por rueda de prensa en una atípica semana con partido el viernes por la noche. El delantero colombiano se encuentra satisfecho con su rendimiento y con los resultados que ha cosechado el Real Zaragoza. Sin embargo, también ha reconocido que el punto contra la Ponferradina es “un sinsabor” después de llegar al minuto 85 con ventaja en el marcador. Por ello, los blanquillos a partir de ahora tienen que estar “más preparados” para estas situaciones y que sirva “como escarmiento” en la próxima salida.

La plantilla tiene ganas de volver a La Romareda y dar una alegría a la afición. Luis Suárez todavía continúa impresionado por el ambiente vivido a mitad de agosto. “Que nos vengan a ver 17.000 personas estando de vacaciones es estupendo. Se me ponía la piel de gallina, nunca me había pasado. Estoy enamorado de La Romareda y de nuestra afición”, ha destacado. La obligación de la plantilla es consolidarse en el estado municipal.

El delantero se encuentra cómodo en cualquier posición de ataque. Sin embargo, lo está más cuando juega de delantero centro. Estar en banda le obliga a “defender más” lo que implica “una mayor responsabilidad”. Sin embargo, no tiene “ningún problema” en desempeñar cualquier labor de ataque.

La falta de puntería de su compañero Raphael Dwamena no es algo que le preocupe en exceso, porque está convencido de que es algo pasajero. “Es normal que se vea con ansia. A mí me pasaría lo mismo. Los delanteros vivimos del gol, por el gol y para el gol. En cualquier momento Rapha abrirá la lata”, ha afirmado.

Uno de los factores clave en el buen rendimiento de Suárez dentro del campo ha sido la adaptación. Se encuentra feliz con el vestuario, del que ha dicho que está compuesto “de muy buenas personas”. También lo es en la ciudad, y califica de “espectacular” el recibimiento y el comportamiento de la afición. “Estoy encantado”, ha asegurado el delantero.

En cuanto se adapte todo el equipo puede dar muchas alegrías a la ciudad de Zaragoza. El potencial de la plantilla es enorme, pero es necesario que las piezas claves del engranaje comiencen a funcionar. Este viernes, contra el Elche en La Romareda, el Real Zaragoza podría empezar a asentarse en las posiciones altas de la Segunda División.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies