¿Por qué usar crema solar todo el año?

Los dermatólogos aconsejan que las cremas que protegen del sol se empleen a lo largo de todo el año

Los datos hablan por sí solos. La concienciación en cuanto a las medidas que hay que tomar cuando uno se ve expuesto al sol son claras y es que a casi nadie se le escapa a estas alturas que el hecho de no tomar suficientes precauciones puede derivar en problemas cutáneos y hasta cáncer. Según los datos que pudo recoger la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (STANPA) durante el año 2017 las ventas de crema solar aumentaron en 1,76% si se comparaba con el año anterior. En este marco entran productos tan avanzados como el P20 , marca que también ha desarrollado específicamente el protector solar para la cara más óptimo del mercado para asegurar así un cuidado completo.

Pese al importante paso que se ha dado en esta área cabe resaltar que aún queda mucho por hacer. Para empezar hay que dejar claro que, aunque los protectores solares se asocian con el periodo estival no deben usarse solo durante los meses de verano. Lejos de ser así, los dermatólogos aconsejan que las cremas que protegen del sol se empleen a lo largo de todo el año como una barrera defensiva eficiente ante el posible cáncer de piel porque, a fin de cuentas, aunque el sol pueda ser más intenso o estemos más expuestos a él durante un determinado periodo, este permanece siempre y puede resultar perjudicial en el momento menos esperado, justo cuando no se ha tomado ninguna medida de protección.

Lo único que hay que hacer es, en realidad, incluir los protectores solares como parte de las rutinas a las que ya estamos acostumbrados como puede ser el lavarse los dientes. En cuanto que el uso de estos protectores sea común simplemente se acabará por ver como un hábito más que seguir a diario. Sobre todo será importante llevar a cabo este paso en el momento en el que se pasa más tiempo en el exterior, como puede ocurrir, por ejemplo, cuando se llevan a cabo determinadas actividades deportivas. Al hecho de que haya que usar de manera continuada estos protectores solares se le suma el aplicar la suficiente cantidad. Aunque lucir un moreno envidiable pueda estar en la cabeza de muchas personas, lo que siempre deberá ser una prioridad es la salud. Además, no es cierto que uno no se pueda broncear usando estos productos, simplemente puede tomar algo más de tiempo porque se hará de tal modo que la piel no se vea perjudicada lo que, si se contempla en el largo plazo, siempre acabará por ser una ventaja.

Protector solar facial

La mayoría cuentan con una sola crema para protegerse del sol y la aplican, con suerte, por todo el cuerpo, pero esto no debe ser así. Como ocurre con el resto de cremas que existen en el mercado, en función de la zona del cuerpo donde se quiera aplicar, existe un protector solar más o menos apropiado.

Con el protector solar P20 de RIEMANN no solo se consigue proteger a la piel, sino que este efecto se mantiene a lo largo del tiempo (se puede llegar a hablar de hasta 10 horas de protección, incluso cuando uno se sumerge bajo el agua porque es resistente a esta). Gracias a su eficaz fórmula, quien usa este protector solar puede estar tranquilo en cuanto a lo que rayos UVA y rayos UVB se refiere.

La misma marca se ha encargado de lanzar al mercado el Protector P20 Cara que, como su mismo nombre indica, está pensando para el rostro. Esta parte del cuerpo es de las que más expuestas se ven a los rayos del sol durante todo el año y empleando este protector se pueden evitar lesiones cutáneas y también un envejecimiento prematuro de la piel.

Emplear el factor apropiado

Protección de 15, 20, 30, 50… A buen seguro que estamos acostumbrados a ver estos números en cremas y protectores solares, pero no siempre se piensa bien antes de dar el paso y comprar.

Por norma general, las personas que cuentan con la piel más blanca y los niños han de contar con una protección de 30, mínimo. Siempre que haya dudas se puede preguntar, directamente, a un dermatólogo, de tal manera que se sepa que siempre se está contando con el protector que es adecuado y, por tanto, eficaz. De no ser así, es muy probable que el bronceado se consiga en menos tiempo, pero solo porque la piel está sufriendo y, literalmente, se está quemando lo que, como mínimo, puede derivar en un aspecto muy poco estético cuando la piel comienza a desprenderse como una defensa del organismo para regenerarse.

Hoy en día, las fórmulas creadas como protectores, como las mencionadas, son agradables y fáciles de emplear con lo que ya no hay excusa alguna para hacerlo. Cuando el sol incide con más fuerza (entre las 12.00 y las 16.00 horas) la protección ante el sol debe ser tenida aún más en cuenta, incluso si se trata de salir a la calle por poco tiempo. Cualquier exposición puede ser relevante, máxime con el paso del tiempo porque la piel tiene memoria.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies