«A 47 metros 2»: Terror en el fondo del mar

null

La secuela de A 47 Metros nos presenta a personajes que nada tienen que ver con la anterior entrega pero que sin embargo tienen en común el acoso de un escualo con ganas de devorar a gente. Playas y lugares de ensueño son otra vez motivo para hacer locuras y parece ser, también resguardo de los terribles tiburones que solo piensan en atacar a las personas. Muy lejos queda la obra maestra de Spielberg que tanto atemorizó a la gente y nos hizo dudar durante un buen periodo de tiempo de meternos en el agua. En esta ocasión A 47 Metros 2 nos lleva a Acapulco donde una adolescente, Mia, pasa sus primeros meses allí con pocas ganas y encima tiene que soportar a su nueva familia incluida su hermanastra Sasha. Un fin de semana cualquiera Mia y Sasha tienen pensado pasar el día en una atracción turística donde garantizan ver tiburones blancos, no parece nada espectacular pero no tienen otra opción. Entonces unas amigas les proponen ir a bucear a un lugar paradisíaco y alejado de la civilización. Sin dudarlo aceptan y todo parece ir de perlas hasta que descubren que no están solas y están rodeadas de unos extraños tiburones blancos. Nada nuevo enseña esta nueva película de tiburones blancos que parecen estar dispuestos a realizar lo que sea por llevarse a la boca a algún ser humano. A 47 Metros 2 consigue gracias, a la tensión generada expuesta en muchos momentos y a lo conciso de la historia que el espectador no se aburra en ningún momento y la escasa hora y media de duración se pase rápidamente saliendo con una sensación más que agradable aun sabiendo que ni mucho menos a visto un buen film. Sustos y escenas sangrientas copan esta cinta sonde el guion tiene inverosimilitudes por todos lados pero que eso es lo de menos ya que en todo momento sabes que vas a ver. www.habladecine.com

LO MEJOR: Es muy entretenida

LO PEOR: El guion

VALORACIÓN:

Interpretaciones: 6

Fotografía: 7

Banda Sonora: 5

Dirección: 5

Guión: 4

Satisfacción: 6,5

NOTA FINAL: 5,6

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
«Joker»: Sonrisas y lágrimas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies