Francisco Javier Aguirre / Escritor

Creadores de conciencia

Francisco Javier Aguirre

El pasado mes de julio falleció el afamado psiquiatra y filósofo chileno Claudio Naranjo. Una de las ideas que con más ahínco defendió en todos los foros de su actuación fue la necesidad de crear un estado de conciencia entre los humanos. Su conocimiento de la realidad interna de las personas le llevó a la conclusión de que el ingrediente de la conciencia, aplicado a la vida diaria, era escaso en el menú de consumo de la mayor parte de los individuos. El desarrollo de esta facultad resolvería, en términos generales, muchos de los problemas personales y colectivos de hoy.

Desde la singular atalaya que proporciona la acción política, el expresidente de Uruguay Pepe Mujica viene insistiendo en lo mismo. Él es un ejemplo de lo que significa la toma de conciencia. En su juventud optó por la violencia como vía de transformación social, pero en determinado momento comprendió que estaba equivocado, fue consciente de ello y cambió de estrategia. El tema es recurrente en sus escritos, conferencias y entrevistas.

La violencia nunca ha servido para solucionar la raíz de los problemas. En nuestro país hemos padecido la tremenda lacra del terrorismo que no ha conseguido otros resultados que crear miles de víctimas directas e indirectas. Muy pocos de los ejecutores de la masacre han llegado a tomar conciencia de su responsabilidad y han pedido perdón, abandonando la militancia. El resto, y quienes todavía les aplauden, son una muestra de lo que significa la falta de conciencia, en el sentido profundo del término.

Desde otro ángulo de visión, artistas y escritores pueden ser también vehículos para el despertar de la conciencia. En estos días podemos contemplar, en la sala de exposiciones de la Lonja, una muestra que se titula precisamente “Creadores de conciencia”. Desde el pasado 27 de junio hasta el próximo 8 de septiembre, un grupo de 40 fotógrafos comprometidos exhibe sus creaciones bajo ese denominador común. Lo que muestran sus instantáneas facilita al visitante la toma de conciencia sobre realidades sociales, políticas, medioambientales, etc. que a todos nos afectan en un mundo globalizado.

Frente a muchas de las situaciones conflictivas de toda índole que padecemos, se escriben proclamas, se realizan manifiestos, se organizan concentraciones y actos de repulsa. Están bien, porque de alguna manera hay que desahogar la tensión emocional que la desgracia provoca. Pero la solución, aunque sea a medio plazo, está en la toma de conciencia de los problemas, así como en la aplicación de recursos para resolverlos en paz. Diez minutos de autoconciencia personal al día, beneficiarían mucho al conjunto de la Humanidad.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies