Aragón recicló cinco millones de litros de aceite lubricante en 2018

En Aragón, 2.408 establecimientos generaron aceites usados en 2018

En 2018, el sistema encargado en España de la gestión del aceite industrial usado, Sigaus, logró recuperar cinco millones de litros en Aragón, recogiendo en casi 2.500 puntos distintos. El resultado: casi un millón de litros de nuevos lubricantes retornados al mercado y más de 3.000 toneladas de CO2 ahorradas.

En 2018 en Aragón se recogieron 5.246 toneladas brutas (incluyendo el agua y sedimentos con los que el aceite usado suele presentarse), lo que equivale a 21 toneladas cada día laborable del año. Se trata de un residuo peligroso, que contiene sustancias tóxicas y metales pesados y cuyo impacto sobre el medio ambiente podría ser importante. Desde hace más de 10 años, Sigaus es la entidad que se encarga de su recogida y reciclaje.

Esta recogida exige un sistema logístico que llegue a todos los rincones, y es que la amplísima diversidad de usos del aceite industrial provoca que la generación de su residuo sea extremadamente fragmentada y dispersa en todo el territorio.

En Aragón, 2.408 establecimientos generaron aceites usados en 2018. El 77% de ellos fueron establecimientos que generaron pequeñas cantidades de aceite usado (un máximo de 2.000 kg al año). Por tipologías, el 45% de puntos generadores fueron talleres de reparación de vehículos. Junto a ellos, se recogió residuo en 470 industrias y varios miles más de instalaciones de diverso tipo, desde construcción a agricultura, hostelería u otros servicios. En total, se realizaron 5.731 recogidas (23 recogidas cada día laborable del año), siendo la más frecuente de apenas 764 kg (aproximadamente cuatro bidones de aceite usado).

En cuanto a la dispersión territorial, fue necesario recoger aceite usado en 309 municipios aragoneses (que abarcan el 95% de la población), incluyendo 291 municipios ubicados en el medio rural, en los que el sistema de recogida articulado por Sigaus contribuye a la protección del entorno en esas zonas de mayor despoblación, prestando un servicio de valor para el tejido económico local.

La atomizada generación de aceite usado fue tal que se hizo necesaria la recogida de 361 toneladas de este residuo peligroso en 200 establecimientos situados en zonas desfavorecidas de montaña, cuya altitud y/o pendiente conlleva importantes limitaciones a la actividad agraria y, con ella, al mantenimiento de estas poblaciones.

Precisamente, es en estos entornos más aislados y despoblados donde existen los más importantes valores naturales que deben ser protegidos. En Aragón existen numerosos espacios naturales protegidos, en los que se ubican seis establecimientos que el pasado año generaron catorce toneladas de aceites usados. Como ejemplo, se acopiaron catorce toneladas de este residuo peligroso en la Reserva de la Biosfera Ordesa Viñamala, gracias a la recogida en seis establecimientos generadores de aceites usados.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies