Los seis rescatistas mexicanos ya trabajan en la búsqueda de su paisano desaparecido en Vió

A las 8.30 horas de esta mañana, los seis rescatistas se unían al dispositivo desplegado en la zona de Morillo de San Pietro

El grupo formado por seis rescatistas procedentes de México que volaron ayer por la tarde a España ya se ha incorporado a la búsqueda de Jesús Ríos, el mexicano desaparecido hace ya más de una semana en Vió (Huesca).

A las 8.30 horas de esta mañana se unían al dispositivo desplegado en la zona de Morillo de San Pietro, junto a bomberos, especialistas en montaña y voluntarios que están participando activamente en la localización de Ríos. Los seis rescatistas son expertos montañeros que ya han participado anteriormente en labores de rescate de personas. Uno de ellos, Tomás Moncada, es médico y porta el equipo necesario para poder practicar primeros auxilios.

Los recién llegados se alojan en la Escuela Hogar de Boltaña, lugar que ha cedido el Ayuntamiento de la localidad. Mientras, la Guardia Civil mantiene activado el dispositivo, aunque se avecinan días complicados debido a la cercanía con el puente de agosto, donde suelen acumularse las incidencias y necesitan mantener personal de guardia.

El jefe del Greim de Aragón, Santiago Gómez, informa de que han ampliado el radio de búsqueda “a zonas menos probables, porque esta está más que peinada”. No descarta desplazar el puesto de mando en los próximos días hasta otro lugar, de manera que abandonarían las inmediaciones de Morillo. Pese a todo, continúan al pie de cañón con la ayuda que están recibiendo de profesionales y voluntarios.

Búsqueda incansable

En el operativo de hoy se va continuar incidiendo en las áreas de más probabilidad de ubicación. El terreno de rastreo se ha dividido en cuatro sectores con personal combinado, extendiendo el radio de búsqueda en dirección Oeste y Sur. Se pone especial atención en barrancos, zonas escarpadas y cortados, reconociéndose en descenso encordado por los Greim.

Jesús Ríos, de 71 años y natural de México, desapareció el sábado 3 de agosto cuando salía a pasear de buena mañana por el entorno de Vió. Sus hijos, Cristian Ríos y Katya Ríos, y su hermano, Jaime Ríos, dieron la voz de alarma. Desde ese día, la Guardia Civil ha organizado batidas por la zona pero, de momento, sin resultado.

El yerno de Ríos, Daniel Benito, manifestó ayer su esperanza de encontrar a su suegro sano y salvo y agradeció la labor de todos los implicados en su búsqueda. También su hijo Cristian, que llegó el martes a España, está colaborando y asegura que siguen “con mucha fe” ya que han recibido una respuesta de la gente que no esperaban, y eso les da “mucha fortaleza interna”. “Incluso gente que conocía a mi padre en México de un fin de semana está haciendo donativos”, explica. Mantiene la esperanza porque su padre “es fuerte”. Hace poco corrieron una maratón juntos y Jesús, por su cuenta, hizo una excursión de 180 kilómetros a pie hasta Ciudad de México hace algún tiempo, lo que les indica que sabe sobrevivir.

Esperan que con la llegada de estos nuevos ayudantes desde México, puedan por fin dar con su paradero.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Reconocidos 140 programas de voluntariado en el Portafolio de Competencias del Voluntariado CVOL

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies