Simone Grippo: “El Real Zaragoza va proponer un fútbol que va a triunfar”

Simone Grippo disputó ante el Nástic en Tarragona sus primeros minutos tras una lesión de rodilla de nueve meses

El central del Real Zaragoza Simone Grippo ya es un jugador más del equipo. Tras su grave lesión de rodilla, el suizo ha reaparecido primero en los terrenos de juego y después en la sala de prensa. El futbolista se ha mostrado optimista con la nueva temporada, convencido de poder llevar a cabo “un juego que gana”. Y es que, la idea de Víctor es la de un fútbol “que va a triunfar”. Eso sí, hay que “meterlo en el campo”, y no se puede realizar “en una semana”, sino que “cuesta tiempo”.

Para ello, también es fundamental el hambre del vestuario. El jugador ha explicado que, después de una mala campaña, es importante “que vuelva la ilusión”. Sin embargo, todavía es más clave que sea el vestuario el que tenga ganas y hambre de victoria, como sucede con los blanquillos. “Hay agresividad en cuanto ganas porque hay que cambiar lo del año pasado. La gente que ha venido quiere ganar y se nota hasta en los pequeños partidos”, ha declarado el suizo. El juego que van a intentar es más intenso, más profundo y, en definitiva, “más apto para estar arriba”.

Otro aspecto clave para luchar por todo esta temporada es la afición. El hecho de contar con más abonados que muchos equipos de Primera División también es un aliciente. “Cada año pasa lo mismo, te sorprende que la afición siga así”, ha asegurado. Por eso, desde el vestuario solo tienen agradecimientos. El objetivo para Grippo es claro: devolver la confianza en el campo. “La ciudad se lo merece”, ha declarado.

A título personal, el partido contra el Nástic también fue una prueba de fuego. El central volvía a los terrenos de juego tras nueve meses “out”. Sin embargo, ha querido exponer que únicamente fue “un primer paso”, porque todavía queda “mucho trabajo por delante”. De hecho, a pesar de que asegura estar contento, para volver a estar al 100% no basta con nueve meses. También ha explicado que está “dentro de los tiempos previstos”, y ahora necesita “tratar de jugar minutos y coger ritmo” para estar a tope “cuanto antes”.

El central reconoce que el día que le hicieron las pruebas se le cayó “el mundo encima”. Por ello, también ha dado mucha importancia al hecho de poder jugar sin pensar en su lesión. “En el campo me olvidé de la rodilla”, ha manifestado, algo fundamental para poder retomar la confianza. En este mismo sentido, también ha querido destacar también la buena planificación del staff técnico y del staff del míster porque “el plan funciona”.

Como anécdota, ha explicado que jugará con el número 23, una cifra que le gusta. El 6 se lo quedará Guitián, como ya hizo el año pasado. “Cuando vino, me pidió el número 6 como un caballero y se lo di sin ningún problema. Ahora me gusta el 23”. Eso sí, tiene claro que no es en absoluto relevante.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies