El Ayuntamiento de Zaragoza podará unos 2.000 árboles que suponen un riesgo para la ciudadanía

Se van a evaluar cerca de 14.000 árboles que podrían ser peligrosos

El Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto en marcha un nuevo plan de poda con el que pretende actuar sobre los árboles que puedan estar en riesgo de caerse. Actualmente hay cerca de 14.000 árboles considerados como peligrosos en la ciudad, que serán ahora evaluados para determinar si necesitan ser talados. Desde el Gobierno, calculan que la cifra de ejemplares sobre la que se tendrá que actuar será de en torno a los 2.000.

Los trabajos previstos dentro de este plan se iniciaron ya la pasada semana y continuarán al menos hasta fin de año. Durante este tiempo se crearán cuatro nuevos equipos de trabajo, unidos a los ya existentes, con un presupuesto total de 69.000 euros mensuales.

En estas primeras actuaciones se ha priorizado la poda y retirada de los árboles ya secos, que alcanzan entre 900 y 1.300 ejemplares repartidos a lo largo de las calles y parques de la ciudad. Tras esto, el trabajo seguirá realizándose con un criterio de mayor urgencia. “En un índice de riesgo de mayor a menor, empezar por los que más riesgo tienen”, ha explicado la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, reconociendo que durante agosto, y dentro de esta prioridad, se comenzará por las vías principales para minimizar las afecciones al tráfico a partir de septiembre.

La casi totalidad de trabajos se llevará a cabo en el llamado Sector 1, es decir, la margen derecha del río Ebro, barrios rurales y parte de la margen izquierda. En el Actur, Parque Goya I y II y Parque Tío Jorge el Gobierno sostiene que el número de árboles con incidencias significativas es muy inferior, pero asegura que también se va a actuar evaluando el arbolado con problemas potenciales.

El proceso de análisis, evaluación y mejora de la gestión de arbolado urbano no terminará con este plan, ya que el nuevo contrato de conservación de zonas verdes del Sector 1 dispondrá de medios para desarrollar el programa de gestión de riesgos del arbolado urbano con un equipo técnico de gestión específico (un técnico especialista y tres oficiales inspectores), que elaborarán un mapa de riesgo aparente con seguimiento especial e inspecciones periódicas.

Los Bomberos actuarán de forma preventiva

Los Bomberos de Zaragoza también participarán en este nuevo plan de poda del Ayuntamiento. Lo harán trabajando, como ha explicado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, “a iniciativa propia y de forma conjunta el Área de Servicios Públicos” para “adelantarse en la prevención”.

“Que en aquellos árboles que se van a caer y que Bomberos tiene que acabar trabajando para limpiarlos, el Cuerpo pueda adelantar el trabajo”, ha explicado Azcón, agradeciendo su colaboración y recordando que solo en la semana pasada los bomberos ya talaron quince de estos árboles peligrosos.

Plantaciones de nuevo arbolado

Además de eliminar ejemplares con riesgo para la población, el objetivo del área de Servicios Públicos es intensificar la plantación y recuperación de arbolado de sustitución, para lo que está previsto el lanzamiento, asimismo, a corto plazo, de un plan específico del que se informará en su momento. Actualmente hay unos 7.300 alcorques vacíos en la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El precio de la vivienda de segunda mano en Aragón apenas varía durante el verano

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies