El Real Zaragoza vence y convence también en Calahorra

Raphael Dwamena volvió a anotar dos goles en el partido contra el Calahorra. Foto: Real Zaragoza

La pretemporada del Real Zaragoza está generando ilusión. El conjunto aragonés volvió a golear y a convencer, esta vez ante el Calahorra, de Segunda División B. Pombo, Linares y Dwamena por partida doble pusieron un contundente 0-4 en el marcador, y el resto del equipo, un juego más que agradable a la vista.

La escuadra blanquilla entró en el partido de manera imparable. Pombo marcó el primer gol en el minuto 3. Linares, que pudo anotar en el 8, dio un pase al hueco al zaragozano que le dejó solo ante Zabal y no perdonó. De nuevo Pombo, en el 10 y el 11, estuvo cerca de aumentar la renta, pero el guardameta local en una ocasión y la falta de puntería en otra desbarataron los planes.

El conjunto aragonés no debería esperar mucho más para conseguir el segundo gol. En una gran internada de Soro por la banda derecha, el canterano abrió a la izquierda para Pombo. Este vio a Igbekeme solo, que recibió la pelota y ajustó el balón al palo izquierdo para poner el 0-2 en el marcador.

Por su parte, la defensa zaragocista, que contaba con la novedad de Enrique Clemente, no pasó ningún tipo de apuro en la primera parte. Cristian Álvarez estuvo prácticamente como mero espectador los primeros 45 minutos. Eso sí, cuando se acercaba el intermedio, José Ramón acechó la portería maña en un remate sin mucho riesgo.

Guti, Soro con un disparo lejano, Linares que remató al palo, Nieto en un mano a mano… Las oportunidades para consumar la goleada antes del descanso fueron numerosas, pero el cuadro zaragocista decidió dejarlo para la segunda mitad. El Real Zaragoza estaba ofreciendo un juego muy vistoso y eficaz de cara a portería.

El segundo asalto comenzó como el primero: con la escuadra blanquilla dominando. Eso sí, Víctor dio entrada al canterano Jesús Álvarez, que pasó a ocupar el lugar de Atienza. De nuevo se sucedieron las oportunidades de Guti, Pombo e Igbekeme, aunque ninguna de ellas terminó con el balón en el fondo de las mallas.

En el minuto 56, el míster mandó ocupar la posición de central a Nieto y decidió dar entrada a los dos nuevos arietes del equipo: Dwamena y Luis Suárez. Como viene siendo habitual, el ghanés entró y besó el santo. Tres minutos después de su salida, un gran pase de Pombo le dejó solo ante el cancerbero y, con un sutil toque, el delantero mandó el balón al fondo de las mallas.

El Real Zaragoza, con buen criterio, quitó el pie del acelerador en el tramo final del choque. El Calahorra realizó todos los cambios de golpe y trató de hilar alguna jugada de peligro. Sin embargo, el equipo, de Segunda División B, no tuvo acierto. El conjunto blanquillo -avispa este partido- seguía dominando el centro del campo.

Ya en el minuto 83, volvió a aparecer la figura de Raphael Dwamena. En un pase en profundidad de Luis Suárez, a unos 40 metros de la portería, el delantero regateó al portero local en una salida poco acertada. Escorado en banda, el ghanés, desde larga distancia, puso el balón con mucha clase en el fondo de la red.

El partido se cerraba con una apabullante victoria del Real Zaragoza. El equipo está convenciendo en pretemporada, aunque todavía no se ha enfrentado a rivales de su categoría. Ya se ven pinceladas de lo que puede ser el conjunto blanquillo esta temporada. Este sábado, los blanquillos se enfrentarán al Nástic de Tarragona en el Nou Estadi. La prueba de más alto nivel será el próximo miércoles, contra el Alavés, en el estadio municipal de La Romareda.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies