ZeC dejó sin ejecutar 23 millones de euros en 2018 que reducirán la base presupuestaria de 2020

PSOE, ZeC y Podemos han votado a favor de la Cuenta General de 2018

La Comisión extraordinaria de Economía y Hacienda ha dado el visto bueno a la Cuenta General del Ayuntamiento correspondiente al pasado 2018, pero lo ha hecho por mayoría simple, ya que solo Partido Socialista, Zaragoza en Común y Podemos-Equo han votado a favor del informe. Por su parte, Partido Popular, Ciudadanos y Vox se han abstenido. De la Cuenta General, la consejera de Hacienda e Interior, María Navarro, ha destacado los más de 23 millones de euros que el Ejecutivo de ZeC no ejecutó en 2018 y que ahora afectarán al presupuesto del próximo año.

Navarro ha recordado que en 2018 el Ayuntamiento podría haber gastado 654 millones frente a los 630 millones ejecutados. “Nos quejamos de la Ley de estabilidad presupuestaria, de la regla de gasto y de que el Estado aprisiona a las entidades locales y constreñirles el gasto”, ha señalado la edil, pero luego, ha agregado, “vemos que podríamos haber cumplido igual con la regla de gasto y nos hemos dejado de gastar 23 millones”.

Pero además, ha insistido Navarro, esto afectará a la base de gasto de cara al presupuesto de 2020, ya que pudiendo coger una base de gasto de 671 millones, “vamos a tener que coger obligatoriamente una base de 647 millones de euros”. Y esto, ha dicho, “es el dato objetivo de que el Gobierno de ZeC ha hipotecado al nuevo presupuesto”.

Los derechos pendientes de cobro en 2018 ascienden a 80 millones

Otra de las cifras que ha destacado Navarro es la de los derechos pendientes de cobro, ya que asciende a 193 millones de euros, de los que doce corresponden a entidades públicas desde 2013. Del resto, en concreto 33 millones corresponden a ejercicios anteriores a 2013, en 2013 fueron 9,8 millones, en 2014 fueron 8,6 millones, en 2015 la cifra fue de 18 millones de euros, en 2016 casi se alcanzaron los 23 millones, al 2017 corresponden 19 millones y 80 millones son solo del pasado 2018, lo que supone un “elevadísimo volumen de derechos pendientes de cobro”, tal y como ha lamentado Navarro.

La responsable municipal de Hacienda ha hecho hincapié en que en estos derechos pendientes de cobro no se incluyen los 30 millones de euros de la deuda del tranvía del Gobierno de Aragón. Y, además, a la cifra total de los 193 millones habría que deducir los 19 millones de los fraccionamientos de pagos.

ZeC sigue defendiendo su “magnífica gestión”

El socialista Horacio Royo ha lamentado que parezca que, con esta tercera Comisión de Economía en tan solo siete días, asisten ya “al día de la marmota” porque el edil asegura que tiene la sensación de haber escuchado en todas las sesiones “los mismos argumentos de oposición permanente”, sin escuchar “ni una palabra”, ha dicho, de los planes del gobierno para reducir la deuda o las inversiones que se quieren acometer. Los ciudadanos, ha subrayado, “no necesitan un gobierno que viva al borde del esguince cervical, mirando hacia atrás todo el rato”, y eso, ha afirmado, es porque PP-Cs está “falto de ideas y proyectos”.

Por su parte, el concejal de Zaragoza en Común Alberto Cubero ha hecho hincapié en que esta Cuenta General es un documento “exclusivamente técnico al que nos obliga la ley”, motivo por el cual, ha señalado, ZeC ha votado a favor. Cubero ha criticado a Navarro por seguir ejerciendo el papel de oposición desde la mesa de Presidencia porque “nunca va a reconocer según qué datos”, ha subrayado el edil, que ha puesto como ejemplo que ZeC se encontró el nivel de endeudamiento por encima del 110%, ni que había un pago medio de más de 80 días y se dejó en unos 20 días. Cubero considera que Navarro no tiene “autoridad moral” para hablar de la ejecución presupuestaria de un gobierno anterior cuando “es incapaz de aprobar un presupuesto”.

El ahora portavoz municipal de Podemos-Equo y antes consejero de Economía, Fernando Rivarés, ha defendido los datos de 2018. Considera que ha dibujado el panorama de una “magnífica gestión económica”, de una ejecución de 98% en los ingresos y del 91% en el gasto. El grado de ejecución, ha dicho Rivarés, “no depende solo de la voluntad política”, ya que “una cosa es la ejecución real y otra, los derechos reconocidos”. Rivarés también ha puntualizado que los 193 millones de derechos de cobro se arrastran desde 1990, y que “la inmensa mayoría” de los 80 que son solo de 2018 corresponden a la plusvalía, tal y como se ha justificado Rivarés.

El portavoz municipal de Vox, Julio Calvo, no ha podido expresar su opinión porque, tal y como ha defendido, no ha tenido tiempo para estudiar y analizar estas cuentas. Una vez que los hayan revisado, ha dicho, “los analizaremos detalladamente y daremos a conocer nuestra opinión”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies