Hasta 673 aragoneses con discapacidad consiguen empleo en 2018 gracias a la ONCE

El Grupo Social ONCE ha presentado su Informe de Valor Compartido 2018

El Grupo Social ONCE ha presentado su Informe de Valor Compartido 2018 donde se destaca la creación de hasta 11.571 puestos de trabajo para personas con discapacidad en toda España, 673 de ellos en Aragón. Además, se firmaron once contratos indefinidos para vendedores de boletos en la Comunidad y se mejoró la venta de productos de juego en un 1,45% respecto a 2017.

Estos datos avalan un crecimiento en la facturación total nacional hasta los tres millones de euros, un récord no alcanzado nunca antes en la historia de la entidad, que en 2018 cumplió su 80 aniversario. De cada euro ingresado por cupón vendido, el 53,7% se destina a premios (hasta 1.150 millones se han devuelto a la sociedad), el 22,5% a la retribución salarial de los vendedores (325 trabajan en los pueblos y ciudades de Aragón), 13,4% va a parar a costes indirectos vinculados al juego y el 10,4% se traduce en servicios sociales.

Este 10,4% implica que en Aragón se invirtió más de 1.680.000 euros en acción social, la gran apuesta de ONCE tanto para personas ciegas como para personas con otro tipo de discapacidades. “De lo que más orgullosos nos sentimos es de haber podido compartir con la sociedad unos resultados económicos positivos, que nos permiten realizar lo que consideramos más importante: trabajar por y para las personas con discapacidad”, ha señalado la delegada territorial de la ONCE en Aragón, Raquel Pérez.

Inserción laboral

Para ello, cuentan con la colaboración de Inserta, división de recursos humanos de la ONCE, que trata de dignificar la situación laboral y generar autonomía en las personas con discapacidad ya sea física, psíquica o sensorial. Inserta apuesta por la promoción de la formación y el empleo en este colectivo, otorgando proyectos de marcado carácter social y firmando convenios con empresas locales que permitan incorporar a personas del colectivo en el mundo laboral.

Hasta 51 de estos proyectos se pudieron llevar a cabo en Aragón el año pasado. También se establecieron acuerdos con cinco Ayuntamientos (Monzón, Tarazona, Ejea, Teruel y Alcañiz) con el objetivo de “dar capilaridad a los servicios de Inserta dentro del propio ámbito geográfico y acercarlos a las personas que viven en estos municipios”, indica la directora regional de Inserta, Lorena Basols.

Además, en la bolsa de trabajo de la entidad se cuentan ya 10.221 aragoneses y en 2018 se incorporaron 807 más. Gracias a la intermediación con las empresas, pudieron incorporar a 455 personas al mercado de trabajo (casi 10.000 en toda España), datos nada desdeñables si se tiene en cuenta que este colectivo ha sido especialmente vapuleado por la crisis económica. Actualmente, las cifras de desempleo en personas con discapacidad en Aragón se sitúan en el 21%. Y, en ocasiones, se produce una multidiscriminación si a este porcentaje se le suma el 29% de paro en mujeres y el 63% en jóvenes. Por lo tanto, la situación es más complicada para ellas, algunas, incluso, víctimas de violencia de género (hasta 1.109 registradas en la bolsa de empleo).

Inserta también trabaja en programas de alfabetización digital e idiomática, concede becas a los jóvenes con discapacidad que, además, tienen la posibilidad de entrar en la universidad con un programa curricular adaptado y realizar estancias en el extranjero. Por su parte, Ilunion, la división de empresas sociales de la ONCE, se encarga de gestionar hasta cuatro Centros Especiales de Empleo (CEE) en la Comunidad, y el 40% de su plantilla tiene discapacidad. La entidad destinó 66 millones a inversión social en 2018, mejorando su cifra de negocio en casi un 10% gracias a la multitud de servicios se ofrecen, principalmente hospitalarios y hoteleros.

Experiencias positivas

Verónica Nevado es una de las personas que han conseguido un empleo gracias a la ONCE. Nevado explica que su discapacidad fue sobrevenida con la edad, por lo que no estaba acostumbrada a ella. Entró en Inserta el 1 de octubre de 2018 y “para mí supuso un salto muy importante en lo personal y en lo profesional”. Hasta ese momento, había buscado su camino sola, “era mujer, joven y recién licenciada, y tenía miedo”, expresa. Ahora es consultora de los demandantes de empleo de Inserta.

También Loreto Moliner se ha beneficiado de los servicios de la ONCE. Cuenta que trabajaba en telefonía “hasta que empecé a ver mal las pantallas”. Ahora es vendedora de cupones y se siete muy feliz. “Me han dado la oportunidad de mi vida”, comenta, agradecida del trato y el cariño recibido.

La acción social es, sin duda, el pilar de la ONCE. Con los casi 2 millones recaudados en Aragón, el año pasado se ha podido acoger y diseñar una acción a medida para los 112 aragoneses que han perdido la vista en 2018, además de seguir dando cobertura a más de 2.115 vecinos de la Comunidad. Se entregaron 27 nuevos perros-guía y se proporcionó material escolar, rehabilitadores y psicopedagogos a 212 estudiantes con discapacidad; 90.000 horas de mediación para personas con sordoceguera y casi 5.000 ayudas económicas específicas para personas invidentes.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El Cuerpo en Aragón ha celebrado sus casi dos siglos de historia con un acto en el Caixaforum de Zaragoza
La Policía Nacional condecora a casi una veintena de agentes en Aragón por su 196 aniversario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies