Podemos-Equo pide al alcalde que repruebe a Rouco por sus “homófobas declaraciones”

Rivarés ha presentado esta reclamación porque considera que "de modo ético y democrático no se puede consentir ningún tipo de insulto en el Salón de Plenos"

Podemos- Equo ha registrado este viernes en la Secretaría del Ayuntamiento de Zaragoza una reclamación oficial al alcalde Jorge Azcón para que intervenga en la polémica surgida en la Comisión de Acción Social y Familia del jueves, cuando la concejal de Vox manifestó que su despacho está abierto a “gays, lesbianas, normales y no normales”.

La actitud de la concejala de Vox, tal y como ha explicado el portavoz municipal de la formación, Fernando Rivarés, está tipificada en la Ley aragonesa 18/2018, de 20 de diciembre de 2018, relativa a igualdad y protección integral contra la discriminación por razón de orientación sexual, expresión e identidad de género de la Comunidad Autónoma de Aragón.

En concreto, en su artículo 49.2 relativo a infracciones, en el que se señala textualmente que se considerarán infracciones administrativas leves: “Utilizar o emitir expresiones vejatorias por razón de orientación sexual, expresión o identidad de género o que inciten a la violencia contra las personas Lgtbi o sus familias en la prestación de servicios públicos, en cualquier medio de comunicación, en discursos o intervenciones públicas o en redes sociales”.

“Creo que no hay mejor ejemplo de palabra vejatoria que la que dijo la concejal Carmen Rouco cuando nos llama a los gays y lesbianas personas no normales”, ha sentenciado el portavoz municipal. Además, Rivarés ha presentado esta reclamación porque considera que “de modo ético y democrático no se puede consentir ningún tipo de insulto en el Salón de Plenos”. Y menos, ha dicho, cuando estos insultos tienen que ver con la orientación sexual de las personas. En este caso “debería ser el propio Gobierno quien tuviera que impedirlas” y, ha lamentado Rivarés, “no lo hizo así el consejero que presidía la sesión”.

Otra de las razones esgrimidas por Rivarés para apelar a Azcón es que es el primer edil quien tiene que velar para que el funcionamiento de las comisiones y plenos sea “lo más democrático y pacífico posible”. Las declaraciones de Rouco, ha destacado Rivarés, establecen “un preocupante precedente en cuanto a emisión de ofensas gratuitas e injustificables hacia determinados colectivos sociales en el seno de un órgano público como es una Comisión municipal”.

En caso de que decline el requerimiento para que repruebe formalmente a la concejal Carmen Rouco, el Grupo Municipal de Podemos-Equo dará por sentado que el alcalde “suscribe las palabras homófobas de la concejala de Vox” y por tanto, se reservarían la posibilidad de iniciar acciones jurídicas contra ambos “por la falta tipificada en el citado artículo de la ley de igualdad de Aragón”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies