Estabilizado el peor incendio en Aragón desde 2015 tras quemar 1.200 hectáreas en la sierra de Alcubierre

Las llamas llegaron a acercarse a pocos kilómetros de Leciñena

El Gobierno de Aragón ha dado por estabilizado el incendio que desde el pasado lunes afecta a la zona de la sierra de Alcubierre, en los términos municipales de Leciñena y Perdiguera. Con unas 1.200 hectáreas de monte, masa arbórea y cultivos calcinados, el siniestro es ya el mayor incendio forestal en Aragón desde 2015.

El fuego, iniciado sobre las 15.00 horas del pasado lunes, cobró intensidad rápidamente hasta dividirse en dos frentes. Ninguno de de ellos llegó a suponer un riesgo para los núcleos urbanos de Leciñena o Perdiguera, aunque sí obligó a desalojar el Santuario de Monegros, a apenas dos kilómetros de Leciñena, y al que el fuego no llegó a contactar gracias a los esfuerzos de los servicios de emergencia.

En pleno operativo, el director general de Gestión Forestal, Ángel Berzosa, ha explicado este miércoles que uno de los flancos, el más cercano a Leciñena, ya no suponía “ningún tipo de problema”. No así el otro flanco de las llamas, más cercano a una masa de árboles de la sierra de Alcubierre, en el que se han centrado la gran mayoría de los medios terrestres y aéreos durante los trabajos de este miércoles.

En total, el operativo ha incluido a unos 150 efectivos, entre los medios del Gobierno de Aragón, la Diputación de Zaragoza, Protección Civil de Los Monegros y la Unidad Militar de Emergencia (UME). Por parte de Gestión Forestal, se han desplegado nueve cuadrillas, cuatro de ellas helitrasportadas, cinco autobombas y un bulldozer. Por su parte, la UME ha desplegado en la zona otras seis autobombas y una nodriza.

El fuego se extendió rápidamente entre las hectáreas de monte
El fuego se extendió rápidamente entre las hectáreas de monte

Ahora, y a pesar de encontrarse ya estabilizado, Berzosa ha confirmado que sigue existiendo riesgo de que algún foco se reavive, más aún durante las horas más calurosas del día. Aragón estará durante todo el miércoles y el jueves en alerta roja por peligro de incendios forestales, por lo que desde el Gobierno de Aragón se ha vuelto a lanzar un mensaje para extremar las precauciones.

Dos personas identificadas

A expensas de la oportuna investigación, el fuego ha tenido su origen al parecer en un buggy (un vehículo todo terreno), que circulaba por el monte de Leciñena cuando sufrió una avería que acabó incendiándolo. Rápidamente, sus ocupantes dieron la voz de alarma, tras lo que fueron identificadas por las autoridades.

Aunque se trata de un accidente, algunos vecinos del pueblo han mostrado cierto malestar por el origen de las llamas. Más aún cuando ellos, como ha explicado el alcalde de Leciñena, Raúl Gracia, extreman sus medidas de precaución, como evitar cosechar durante el centro del día para no calentar la maquinaria.

“Habría que mejorar un poco la normativa porque al final ellos han venido para ver nuestros montes y ya no van a poder venir a verlos”, ha lamentado Gracia, explicando que este tipo de vehículos recreativos son frecuentes en la zona. “Ellos se irán a otros, espero que no pase lo mismo que aquí, pero nosotros nos vamos a quedar con nuestro monte quemado”, ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Detenidas seis personas involucradas en matrimonios de conveniencia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies