El PP aplaude que Huesca mantenga su feria taurina pero critica las “chapuzas” del alcalde

La popular entiende que lo vivido estos días en el Ayuntamiento "es solo un síntoma y un avance de lo que le espera a la ciudad

El PP del Ayuntamiento de Huesca, que aplaude la confirmación de que Huesca celebrará su Feria Taurina, se muestra sorprendido por las declaraciones del alcalde, Luis Felipe, tras la resolución del Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (Tacpa). Para los populares, Felipe “ha intentado vender la resolución como una victoria personal y una insólita demostración de su supuesta fuerza institucional”.

El tribunal, recuerdan los populares, “se ha limitado a levantar la suspensión cautelar de la feria, y en modo alguno ha cerrado el recurso interpuesto por Tauroejea, sobre el que tendrá que pronunciarse en su momento”.

Al respecto, el PP se pregunta si Luis Felipe asumirá su responsabilidad en el caso de que el Tacpa, finalmente, dé la razón a Tauroeja. “Una cosa es la satisfacción que nos produce que haya Feria Taurina, y otra bien distinta es la preocupación de que una nueva chapuza de Luis Felipe termine por costar dinero a los oscenses”.

El Tribunal de Contratos Públicos, subraya el PP, “ha considerado argumentos racionales que seguían cauces administrativos. San Lorenzo no se entiende sin los toros. Ha sido el Tacpa el que ha velado por el interés de Huesca, no Luis Felipe. Fue él mismo quien originó el conflicto al redactar unas bases para la adjudicación que estaban repletas de lagunas. Es absolutamente irresponsable licitar en abril una feria que debe celebrarse en agosto. En la gestión del Ayuntamiento de Huesca durante los últimos años, el Tribunal de Contrataciones Públicas tiene más protagonismo que el propio alcalde”.

Los populares, por otra parte, encuentran “cuando menos llamativo” que la misma persona que suscribió hace cuatro años “la paulatina desaparición de la Feria Taurina, proclame ahora su interés público”.

Ana Alós, a la que Luis Felipe “acusa literalmente de llevarle una mano al cuello”, considera que “el alcalde interpretó mi oferta de estabilidad institucional como una promesa de barra libre. En ningún momento nos ofrecimos a ser cómplices de sus chapuzas ni a silenciar su escasa capacidad como gestor”.

En este sentido, cuando reunió a la Junta de Portavoces “para rogarles que no hicieran público el recurso, sencillamente intentaba ocultarse tras ellos y trasladarles una responsabilidad que era exclusivamente suya. El temor de Luis Felipe no era haber causado la crisis, sino que llegara a ser pública”.

Alós recuerda que fue precisamente el portavoz popular, Gerardo Oliván, quien, en su día, advirtió sobre determinados errores en el pliego que sí pudieron ser corregidos.

La popular entiende que lo vivido estos días en el Ayuntamiento “es solo un síntoma y un avance de lo que le espera a la ciudad. Nuestra oferta se basaba en el temor, ahora ya confirmado, de que Luis Felipe no está preparado para gobernar ni para asumir responsabilidades con valentía”.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Los tractores históricos toman Fonz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies