La rotura de un remolque y una avería de motor, causantes de dos incendios en Huesca

La Guardia Civil ha podido determinar el origen de dos incendios ocurridos en las últimas semanas
La Guardia Civil ha podido determinar el origen de dos incendios ocurridos en las últimas semanas

La Guardia Civil ha podido determinar las causas de dos incendios ocurridos los días 7 y 12 de julio en la provincia de Huesca. Todo apunta a que dos averías en vehículos, en el eje de un remolque y en el motor, fueron las responsables del inicio de las llamas supusieron la quema de más de 90 hectáreas de monte y cereal en uno de los incendios.

Fue en el primero de ellos, desatado en el término municipal de Alcampell y Nacha. Allí, agentes del Seprona han podido determinar que el incendio se originó por la rotura de un eje de un remolque arrastrado por un vehículo, que al caer la parte trasera sobre el asfalto produjo chispas que incendiaron la maleza existente en el arcén.

Debido al calor extremo y fuertes rachas de viento que había en ese momento, el fuego se propagó rápidamente llegando a quemar una gran cantidad de terreno, teniendo que intervenir en la extinción varios hidroaviones, helicópteros y más de 60 personas.

Por otra parte, el segundo siniestro se produjo en el despoblado de Guardia del término municipal de Hoz y Costean, que acabó con la destrucción de las pocas casas que quedaban en pie de la localidad. La investigación ha determinado en este caso que esa noche personas aficionadas a la fotografía se desplazaron a ese municipio con el fin de tomar imágenes nocturnas del campanario.

El vehículo con el que habían acudido tenía una avería en el depósito de combustible desconocida por el propietario, y que hacía que vertiera este líquido, produciéndose la autocombustión del pasto que había debajo, dando origen al incendio.

Al percatarse del humo los allí presentes intentaron apagarlo, pero la virulencia de las llamas hizo que tuvieran que salir del lugar tras dar aviso al 112 Sos Aragón. En este incendio intervinieron Bomberos, personal de Conservación del Medio Natural, Protección Civil y Agentes del Puesto de la Guardia Civil de Naval.

Las diligencias instruidas en el caso del incendio de Alcampell han sido ya remitidas al Juzgado de Instrucción de Monzón y las de Guardia al Juzgado de Instrucción de Barbastro.

Auxiliado mientras trataba de apagar un incendio en su vivienda de Zaidín

Además de estos dos incendios, la guardia Civil ha intervenido también en un incendio desatado en una vivienda de la localidad oscense de Zaidín el pasado 17 de julio. En el incidente, los agentes tuvieron que auxiliar a una persona que permanecía en el interior de la vivienda intentando sofocar las llamas.

Tras acudir al lugar, un inmueble de tres plantas en el que vivían dos familias, los agentes encontraron numerosos vecinos y a una de las moradoras de la vivienda junto a su bebé, que en el momento de originarse el fuego se encontraba en el interior del domicilio.

Los agentes accedieron a la vivienda, localizando en la segunda planta a la persona que intentaba apagar las llamas, a la que evacuaron para evitar que sufriera daños físicos.

Una vez comprobado que ya no había ninguna persona más en el edificio, se acordonó la zona para facilitar los trabajos de extinción y los servicios sanitarios examinaron a los moradores, que no presentaban lesiones de importancia.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Víctor Fernández: “Sé que no se va a ir nadie de los que yo quiero que se queden”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies