Los colegios profesionales de Aragón aportaron al PIB de 2017 en torno a 5,3 millones de euros

Los mayores empleadores son los farmacéuticos, los profesionales de la salud y los abogados.

Los colegios profesionales de Aragón han resistido mucho mejor la crisis que el empleo en general, con una aportación al PIB que rondaba el 20% al inicio de la recesión y que, tras la recuperación, se sitúa en un 16% en el 2017, cerca de los 5,3 millones de euros. Estos son algunos de los datos que se extraen del estudio “La trascendencia económica de las profesiones colegiadas en Aragón”, elaborado por Marcos Sanso. Se trata de un estudio que analiza la realidad social y económica de los colegios, su valor en la sociedad y las acciones que pueden contribuir a mejorar sus puntos más débiles.

Los mayores empleadores son los farmacéuticos, los profesionales de la salud y los abogados. Su mayor valor, la buena preparación de sus profesionales y la garantía de ética en la prestación de los servicios. Su mayor reto, darse a conocer mejor para consolidar su marca y generar conciencia social sobre la misión que les corresponde.

La Asociación de Colegios Profesionales de Aragón está formada por 44 colegios que representan a más de 43.500 colegiados de diferentes sectores de la Comunidad aragonesa. El objetivo de estos colegios es “fomentar la delegación de competencias administrativas de las administraciones públicas, además de ser la representación exclusiva y excluyente de los colectivos que integran los colegios profesionales de Aragón”, según ha explicado el catedrático de Análisis Económico en la Universidad de Zaragoza, Marcos Sanso.

En la época de crisis, en 2008, el colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria tenía una tendencia decreciente al igual que otros Colegios como los de Mediadores de Seguros o Aparejadores, algo que Sanso achaca a “la situación económica”. En 2011 se alcanzó el mínimo de empleo con 87.553 colegiados empleados desde que comenzara la crisis en 2007, previamente se alcanzaron los casi 100.000 empleos y no se consiguió recuperar hasta 2014, aunque volvió a caer en 2015, manteniéndose en torno a los 90.000 empleados.

El trabajo que aportan los Colegios Profesionales en Aragón en el año 2000 era del 13,16%, cifra que ascendió al 18,31% en 2014, manteniéndose actualmente en el 16%. “En los últimos tres años de recuperación de la economía aragonesa crece más el empleo de profesiones no colegiadas que el de las colegiadas”, ha afirmado el autor del informe, quien ha añadido que “en 2017 el empleo de profesionales colegiados es un 46% mayor de lo que era en el año 2000, mientras que el empleo total de Aragón es un 17% mayor y en España un 20%. Esa diferencia se debe al gran impulso de los primeros años de siglo hasta 2006”.

Colegiación obligatoria

En tres de los colegios en los que es obligatoria la colegiación para poder ejercer superan el 100% en la relación empleo/colegiados: médicos (112,68%), Farmacéuticos (130,43%) e Ingenieros técnicos (265,08%). Se puede explicar por diferentes razones: “La primera razón es que haya personas que sigan colegiadas incluso a pesar de estar inactivos, jubilados. La segunda es que estén colegiados en la provincia o Comunidad y que estén empleados en otra distinta”, ha añadido Marcos Sanso.

Teniendo en cuenta la proporción sobre el PIB de Aragón, los colegios profesionales aportan casi el 23% en 2005, superando el 20% entre 2005 y 2007 y bajando al 16% en 2017. “Las profesiones colegiadas en Aragón han resistido mucho mejor la crisis que el empleo en general”, ha puntualizado Sanso.

En el periodo 2011-2017 se repiten las profesiones que destacan por porcentaje de empleadores, de profesionales independientes y por tener grandes proporciones de empleo por cuenta ajena en el sector público y privado. Por lo que respecta a los profesionales que tienen asalariados, los farmacéuticos cuentan con un 43% de asalariados. Le siguen otros profesionales de la salud con el 18%, con el 16% los abogados y con el 15% otros profesionales del derecho. Los arquitectos con el 62%, los abogados con el 52%, otros profesionales del derecho con el 34% y los arquitectos técnicos con el 29% destacan por la gran proporción de trabajadores independientes sin asalariados”.

Respecto a la realidad económica interna de los colegios profesionales “queda patente la misión social que desempeñan, proporcionando una buena preparación de los profesionales, al ofrecer garantías técnicas y científicas que proporcionan seguridad y confianza en los servicios prestados”. Misión social, que en palabras de Sanso “también se lleva a cabo al facilitar labores especializadas en el ámbito judicial y en situaciones extremas de las empresas, al proporcionar servicios a los más desfavorecidos, al disponer de bolsas de trabajo”. Además, Sanso ha explicado que los Colegios “ofrecen a los consumidores garantías sobre los servicios prestados por los profesionales y velar por el respeto a los códigos deontológicos”.

Los retos del futuro que plantea Marcos Sanso para los colegios profesionales pasan por “consolidar su conciencia actual de la misión social que les corresponde, para lo que la visibilidad es muy importante. Y no sólo hacia la sociedad civil en general, sino también hacia los propios profesionales, ya que no todos ellos están colegiados y podrían hacerlo más si los conociesen mejor”, además “sería bueno que pensasen en cuales pueden ser las razones de la atonía actual del mercado de trabajo para los profesionales y en acciones que puedan contribuir a superarla”.

Print Friendly, PDF & Email
Los mayores empleadores son los farmacéuticos, los profesionales de la salud y los abogados.
Más artículos
El Clínico inicia la implantación de marcapasos con una novedosa técnica de estimulación cardíaca

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies