Los funcionarios de Zuera exigen formación ante incendios tras un fuego desatado por un preso

En el momento del incendio solo se encontraba trabajando un funcionario en el módulo
En el momento del incendio solo se encontraba trabajando un funcionario en el módulo

El sindicato USO-Prisiones en Aragón ha exigido a la Administración la puesta en marcha de planes de actuación y simulacros ante incendios desatados en prisiones, una situación ante la que, denuncian, no han recibido ningún tipo de formación. Lo hace después de que en la noche del miércoles un preso del módulo de Enfermería de la cárcel de Zuera iniciara un incendio en su celda al quemar varias prendas de ropa que había apilado.

En ese momento, el módulo solo estaba custodiado por un funcionario, José Manuel R.P., quien además es el responsable de USO-Prisiones en Aragón. El módulo de Enfermería de la prisión aragonesa cuenta con unos 50 pacientes, que permanecen ahí porque no pueden hacer vida normal en otros módulos.

Poco antes de las once de la noche, José Manuel vio cómo salían llamas de debajo de la puerta de una de las celdas, lo que le hizo actuar “con mucho arrojo pero poca formación”. “Por suerte, tres compañeros de otros módulos llegaron en menos de treinta segundos y, entre los cuatro, evitamos la propagación del incendio a otras celdas, lo que habría supuesto tener que evacuar todo el módulo”, ha explicado el funcionario.

Gracias a su rápida intervención, el preso fue rescatado de su habitáculo sin ningún tipo de lesión. Un incidente que el propio José Manuel ha catalogado de “más frecuente de lo que la gente puede imaginar” y que podría haber tenido un desenlace muy diferente si las llamas hubieran sido más virulentas.

Sin médico de guardia durante el verano

El delegado de USO-Prisiones en Aragón ha explicado que la distribución de funcionarios durante las noches en cada módulo es de “uno o dos profesionales”, por lo que la noche de este miércoles el módulo de Enfermería contaba con el número de funcionarios habitual, solo él mismo.

Además, el funcionario advierte de que la cárcel de Zuera se encuentra, en estos meses de julio y agosto, sin médico de guardia durante la noche. Una hecho que habría obligado a evacuar a los posibles heridos en el incendio hasta un centro médico externo a la prisión.

Esta situación evidencia otra de las principales reivindicaciones de los sindicatos de funcionarios de prisiones, la falta de personal. En el caso de Zuera, José Manuel ha detallado que los en torno a 1.350 presos del centro son vigilados, “en un servicio diario normal”, por apenas 38 funcionarios.

El sindicato denuncia que los cálculos de las plantillas que hace la Administración “maquillan” la falta de profesionales de vigilancia incluyendo al personal de oficina que no está en contacto con los presos. Por ello, reclaman más medios materiales, “pero sobre todo humanos”, y estiman que harían falta unos 60 profesionales más solo en el centro penitenciario aragonés.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El abogado del Zaragoza acusa a Tebas de inventarse que los jugadores del Levante recibieron dinero

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies