Ibercaja y Funcas impulsan la educación financiera para formar ciudadanos críticos y responsables

Desde Ibercaja se ha colaborado con el programa de Funcas poniendo en marcha talleres para todo tipo de público

El déficit de conocimientos financieros por parte de la sociedad puede provocar situaciones de inestabilidad económica en el seno de las familias. Por este motivo, Ibercaja y Funcas han firmado un convenio para difundir los programas de educación financiera entre los ciudadanos, con el objetivo de lograr una sociedad más crítica y responsable.

Una situación a la que se ha llegado pese a tener un sistema educativo que, ha lamentado el director general de Funcas, Carlos Ocaña, “forma en multitud de áreas, pero no en cultura financiera”. “Esto contrasta fuertemente con la vida moderna, donde la mayoría de los ciudadanos hacen un uso cada vez más intenso de los productos financieros, hay más productos y son más complejos”, ha señalado.

Este programa surgió en marzo del 2018 para reducir ese “déficit de formación y competencias”, y ya se han financiado más de 30 proyectos con una inversión de tres millones de euros, con más de 2.000 iniciativas y 8,5 millones de beneficiarios. “Cerca del 55% de la inversión se destinó a niños y jóvenes, que son los consumidores del mañana y los que van a tener que tomar las decisiones del futuro”, ha expuesto Ocaña. Para este año, la dotación se ha aumentado hasta los 3,45 millones de euros.

Asimismo, desde la Fundación Ibercaja también han puesto de manifiesto su apoyo a la educación financiera, que iniciaron en 2013 con el objetivo de aumentar la confianza en el sector financiero. “Queremos plantearlo como una oportunidad para todos: para los ciudadanos, porque disponen de más herramientas para acertar en sus decisiones sin riesgos; para la sociedad, ya que ayuda a formar ciudadanos; y para las instituciones, porque una mayor cultura financiera facilita la estabilidad del sistema”, ha enumerado el director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo.

Del mismo modo, el presidente de Ibercaja, José Luis Aguirre, ha resaltado el cambio que se ha producido al pasar de ser una caja de ahorros a una banca, con una ampliación de su cartera de productos, que obliga a tener un progreso en el conocimiento financiero. “El trabajo es inmenso, pero una sociedad no será moderna sin tener conocimiento suficiente del entorno financiero y los productos a los que se va a enfrentar”, ha remarcado.

En esta línea, desde Ibercaja se ha colaborado con el programa de Funcas poniendo en marcha talleres para escolares de Primeria, ESO, Bachillerato, estudiantes universitarios, formadores de ONG, voluntarios y mayores de 65 años.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Aragón colaborará con Inspección de Trabajo para detectar casos de discriminación laboral

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies