Samu Sáiz señala que la Operación Oikos le está “perjudicando” tras prestar declaración en Huesca

Se les investiga por el supuesto amaño del partido Sariñena-Cariñena

Este miércoles han prestado declaración ante el juez en Huesca el exjugador de la S.D. Huesca, Samu Sáiz, y el exjugador del Sariñena, Carlos Briones, como investigados en la “Operación Oikos” por presunta trama de amaños de partidos y apuestas deportivas. Ambos aparecían en la investigación del supuesto amaño del partido de tercera división entre le Sariñena y el Cariñena de la temporada 17-18.

En torno a las 10.00 horas de este miércoles llegaban ambos jugadores al Palacio de Justicia de Huesca para prestar declaración ante el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Huesca, Ángel de Pedro. “Vamos a defender la presunción de inocencia de nuestros clientes porque ha habido un mal entendido, no hay ningún indicio incriminatorio contra ellos y pediremos el archivo del procedimiento”, señalaba el abogado de los dos futbolistas, Juan Gonzalo Ospina, a la entrada del edificio. El primero en declarar era Carlos Briones y Samu Sáiz lo hacía sobre las 11.00 horas.

“Quiero que se haga justicia lo antes posible porque me está perjudicando a nivel personal y deportivo”, ha declarado Samu Sáiz ante los medios a su salida. El futbolista, que perteneció club azulgrana durante dos temporadas, confía en que se solucione rápido su situación. Por su parte, el exjugador del Sariñena y amigo íntimo de Sáiz, Carlos Briones, ha señalado que “no tiene nada que ver” con el partido más allá del hecho de pertenecer al club en su momento.

“Nuestros clientes han respondido a todas las preguntas, queríamos esclarecer lo que se está investigando”, ha señalado Ospina tras las declaraciones de ambos futbolistas, resaltando que no se les atribuye “ningún hecho criminal” como a los otros investigados. Según el abogado, “se han sacado de contexto unas conversaciones telefónicas privadas relacionadas con videojuegos”.

Borja Gómez, investigado en la Oikos

El último en sentarse ante el juez era el futbolista Borja Gómez, también investigado en la “Operación Oikos”, y que ha adelantado su declaración prevista para el 18 de julio. “Para mi no hay nada, estoy tranquilo porque se que no tengo nada que ver”, ha asegurado el futbolista. Por su parte, su abogado ha apuntado que “no hay ninguna prueba y la acusación por el supuesto delito de blanqueo de capitales o pertenencia a banda criminal se tiene que retirar”.

Tras estas declaraciones, y como investigados en la “Operación Oikos”, el próximo jueves 18 de julio acudirán al juzgado oscense el exdirector deportivo de la S. D. Huesca, Emilio Vega, y el jugador Carlos Caballero.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies