Los hoteles de Huesca rozarán el 60% de ocupación en el mes de julio

En Sobrarbe, con el importante atractivo del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, se espera rozar el 100% en agosto

A la espera del empujón turístico que suponen las fiestas de San Lorenzo, la ciudad de Huesca se encuentra inmersa en las vacaciones veraniegas. En el mes de julio, pese a ser más tranquilo, se espera entre un 40% y 60% de ocupación en los establecimientos hoteleros oscenses. La ocupación afecta positivamente a la economía de las comarcas de la provincia, superando el índice de ocupación de la capital.

“Julio es más tranquilo, sigue habiendo ocupación porque Huesca se mueve y ofrecemos motivos para salir de casa”, ha señalado la vicepresidenta de Hoteles de la Asociación provincial de Hostelería y Turismo de Huesca, Anabel Costas. Un pico máximo que se alcanza durante la semana de las Fiestas de San Lorenzo, del 9 al 15 de agosto, donde la ciudad está “a reventar, rozando el 100% de ocupación”.

Además, Anabel Costas ha resaltado que en la capital no hay tanta ocupación como en comarcas de alrededor “porque la gente huye del calor”. Así, en Sobrarbe, con el importante atractivo del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, durante la primera quincena de junio estaban al 70% de ocupación, y un 85% en la segunda. Para el mes de agosto se espera rozar el 100%. “El turismo es el motor de la mayoría de estas comarcas y se consolidan puestos fijos”, ha apuntado Costas.

En cuanto a Benasque, junio ha sido mejor mes que en el 2018, lo que “ha ayudado a empezar la temporada”. En julio se ha superado el 60% de ocupación y el atractivo de actividades deportivas como la Trail ayudan a aumentar las cifras, donde tienen peso las reservas de última hora. Otro de los puntos de referencia es el Valle de Tena, donde se alcanza el 80% de la ocupación durante la segunda quincena de julio. Desde la Asociación se ha destacado que la primera quincena de julio es más tranquila, como septiembre, aunque “el cliente es muy bueno”.

Perfil del turista

Durante el verano, el cliente principal es catalán y en invierno proviene, en la mayoría de los casos, de Madrid. Además, hay bastante turismo interno dentro de la comunidad autónoma. De las personas que proceden de fuera del territorio nacional, llegan turistas de Australia, América, Francia, Bélgica -en muchos casos en coche- e Inglaterra -influenciado por el Brexit-. “Tenemos que trabajar en la promoción, conocer mejor el territorio, hay desconocimiento del Pirineo”, asegura la vicepresidenta. Un turista que pernocta de media dos días, en muchos casos de paso para cruzar el Pirineo o viajar a Francia.

Respecto a la ola de calor que ha afectado a gran parte de España las pasadas semanas, Costas ha declarado que “no tiene que ser noticia que las temperaturas son altas, tienen que tener calor y viene para refrescarse”.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El Real Zaragoza recupera el sabor de la victoria en Soria (0-1)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies