Todos los aragoneses respiraron aire contaminado en 2018

Se han analizado los valores de 28 estaciones de medición de Aragón

“Todos los aragoneses respiraron aire contaminado el pasado año 2018″, esta es la contundente conclusión a la que han llegado desde Ecologistas en Acción tras analizar las 28 estaciones oficiales de medición de la Comunidad Autónoma.

Este informe, que se realiza a escala nacional, usa los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que limita a 20 microgramos por metro cúbico el máximo de partículas permitido. “Los estándares legales fijados actualmente son mucho más laxos y fijan en 40 microgramos por metro cúbico como el máximo permitido, algo que en Aragón aún no se ha alcanzado”, señala el responsable de Ecologistas en Acción, Juan Carlos Gracia, que pide que en el futuro los estándares legales se igualen con los de la OMS.

Pese a ello, sí se observa alguna transgresión de la propia normativa medioambiental; ya que la superficie expuesta a niveles de contaminación atmosférica que excede los límites legalmente permitidos para proteger los cultivos agrícolas y los ecosistemas naturales alcanzó 15.700 kilómetros cuadrados –o lo que es lo mismo, una tercera parte del territorio aragonés-. Esto, según Ecologistas, viene ocurriendo deforma “sistemática” en los últimos años.

La contaminación ha matado de forma prematura a más de 93.000 personas en España en estos últimos diez años, según un estudio del Instituto de Salud Pública

No todo son noticias negativas, ya que las condiciones climáticas de 2018 -elevadas precipitaciones, gran inestabilidad atmosférica- han hecho que, coyunturalmente, haya mejorado la calidad general del aire. Además, el invierno y el otoño han resultado húmedos, lo que ha favorecido la dispersión y deposición de los contaminantes típicamente invernales (dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión).

El ozono, el principal problema del aire aragonés

“En materia de ozono, Aragón tiene un problema serio”, lamenta Gracia, que destaca que este contaminante produce patologías para la salud y perdidas económicas graves. Además, el ozono troposférico tiene una emisión compleja, ya que se emite a través de precursores (gases secundarios derivados de los procesos de combustión). Estos precursores se generan en zonas urbanas pero tienen mayor incidencia en zonas rurales despobladas “Pensamos en el campo como un lugar idílico, en el que se respira aire puro y libre de contaminación, pero esto no es así”, matiza.

Aún así, siguen siendo los grandes núcleos urbanos y las localidades con actividades industriales en las que el aire está más contaminado. En concreto, la incidencia de partículas de 2,5 micras es especialmente alta en la ciudad de Zaragoza. “Estas partículas suelen derivar del tráfico rodado, tanto de la combustión como de otras actividades derivadas del tráfico rodado”.

Desde Ecologistas en Acción también denuncian que la DGA no les ha facilitado información sobre algunos contaminantes como el benzeno, hidrocarburos aromáticos policíclicos o metales pesados.

Desde Ecologistas en Acción señalan que para acabar con la contaminación es vital atajar los precursores de ozono

¿Qué supone la contaminación atmosférica para la salud?

Si comprobamos los datos otorgados por distintos organismos sanitarios podríamos considerar que la contaminación atmosférica es un problema de salud pública de primer orden. Un estudio coordinado por los doctores de Instituto de Salud Pública de Universidad Carlos III de Madrid Julio Díaz y Cristina Linares cifraba en 93.000 personas las personas que han muerto en España prematuramente en la última década por causas directamente derivadas de la contaminación atmosférica.

Más dramática aún es la estimación que realiza la Agencia Europea del Medio Ambiente, que afirma que 30.000 personas mueren cada año en España a causa de patologías directa o indirectamente relacionadas con la contaminación.

Además de patologías tradicionalmente relacionadas con la contaminación como la EPOC o el asma, el doctor del hospital Vall`de Hebrón de Barcelona Jordi Bañeras ha constatado un mayor número de casos del síndrome coronario agudo en episodios de alta contaminación.

Medidas anticontaminación y atajar precursores 

Preguntados sobre qué medidas debería de emprender la DGA para atajar la contaminación del aire, desde Ecologistas en Acción lo tiene claro: emprender planes de ozono y atajar los precursores.

“Por muy impopular que sea, hay que reducir el tráfico rodado y abordar el problema de las centrales de combustión”, recalca Gracia, que señala que se ha de impulsar un transporte “público y, a ser posible, electrificado” y una mayor promoción del transporte a pie y en bicicleta ya que “hay multitud de estudios que señalan que esto ayuda a combatir el sedentarismo y promueve hábitos de vida más saludables. Además

Por último, señalan que la DGA debería ser “más proactiva, colaborar con otras CCAA y no esperar a que solo el Ministerio de Transición Ecológica convoque y proponga medidas”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies