Gran parte de los tanatorios son gestionados por Interfunerarias

Las funerarias se encargan de todos los trámites que hacen falta en un momento tan doloroso

Cuando fallece una persona, sea familiar, amigo, vecino o compañero de trabajo, se acude a una funeraria para dar inicio a la ceremonia que precede a su velatorio e inhumación.

Las funerarias se encargan de todos los trámites que hacen falta en un momento tan doloroso para las personas más allegadas a la persona fallecida, que tan sólo deben concurrir al tanatorio para dar su último adiós al fallecido, y después de velarlo, acompañarlo hasta su última morada, o según la decisión tomada, al crematorio.

La funeraria se ocupa de todos los trámites simplificando un momento tan difícil

Al fallecer un ser querido, las funerarias están siempre disponibles los siete días de la semana, las 24 horas del día, durante todo el año, para atender de forma inmediata a los familiares, como es el caso de Interfunerarias, que administra los tanatorios de Zaragoza.

Un asesor familiar se traslada hasta el domicilio del difunto en Zaragoza, quien se encarga de cumplimentar y revisar la documentación necesaria. Luego se ocupan del traslado del cuerpo hasta el tanatorio elegido para proceder a su velación.

Todos los tanatorios cuentan con instalaciones adecuadas y especialmente acondicionadas para que familiares y amigos puedan acompañar en su último adiós al fallecido.

Conociendo un poco más sobre los tanatorios

Sean cuales sean las creencias religiosas del difunto y su familia, porque no todas las culturas afrontan la muerte de la misma forma, el tanatorio es el punto de encuentro de todos los parientes del fallecido como paso previo a la inhumación o incineración.

En los tanatorios también se concreta la costumbre de entregar una ofrenda a la persona que ha fallecido, costumbre que nació en China y Egipto, y que los árabes, durante su presencia en España, difundieron en nuestro país.

La empresa que administra los tanatorios en Zaragoza también tiene el 20% del mercado de los tanatorios, crematorios y funerarias de toda la península. Esta empresa está dedicada a la atención de los familiares de la persona fallecida, para ofrecerle sus servicios en un momento en el que más ayuda necesitan, como las repatriaciones en caso de que el fallecimiento se produjera en otro país, atención psicológica, traslados, envío de ofrendas florales, entre otras.

Poder contar con la confianza que genera una vasta trayectoria es muy importante

Interfunerarias lleva 125 años al servicio los familiares de las personas fallecidas, prestando atención al crecimiento como empresa de servicios, a través de la formación de sus empleados de forma constante para poder administrar una funeraria en Zaragoza sin inconvenientes.

Por esta razón, en la ciudad de Zaragoza, tener las respuestas más rápidas para la atención de las familias cuando pierden a un ser querido es una de las constantes preocupaciones de la empresa. En toda la provincia, Interfunerarias cuenta con el plantel mejor formado para la asistencia familiar, mediante la excelencia de la atención al cliente.

Es por este motivo que, en el momento de una pérdida irreparable, es importante considerar elegir una empresa funeraria de prestigio, que trabaja desde la humildad y el respeto al cliente como primera norma. Además, la empresa posee la gestión de más de 70 puntos en todo el país a través de delegaciones, como lo hace en la ciudad de Zaragoza.

Interfunerarias también se encarga de los traslados nacionales e internacionales

Interfunerarias también colabora con empresas funerarias nacionales e internacionales y esto les permite poder realizar los servicios fúnebres que la familia elija, sin importar el lugar en que se haya producido el deceso, ya que la empresa se encarga del traslado nacional o internacional del fallecido, con la inhumación en el cementerio elegido por la familia.

Una vez que la familia entregue el certificado médico de la defunción, la empresa se encarga del traslado del fallecido al tanatorio elegido. Cuando el fallecido no ha dejado su expreso pedido de incineración, será la familia quien decida sobre cómo proceder en ese momento, y en el caso de que la persona fallecida no tenga familiares, será un amigo de él quien decida.

Cuando el deceso se produce en la propia casa, la forma de proceder antes de comunicarse con la empresa funerariaes llamar al 112 para que ellos certifiquen el fallecimiento y puedan elaborar el certificado de defunción pertinente. Este tipo de certificado, en caso de que el médico no tenga uno, se puede conseguir en farmacias o en las mismas funerarias.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies