Verónica Iliescu: “En la mayoría de los países de Europa hay fibra óptica de Zaragoza”

Verónica Iliescu es la directora general de Cablescom

La empresa Cablescom ha sido galardonada este año con el Premio a la Exportación de la Cámara de Comercio tras incrementar de forma muy notable sus ventas fuera de España. Es la segunda vez que reciben este reconocimiento, lo que, afirma su directora general, Verónica Iliescu, “es debido a todo el esfuerzo de muchos años”.

Hace dos años, Cablescom fue comprada por el grupo chino Hengtong, lo que marcó un “antes y un después” en la vida de la empresa, ya que se han convertido en referentes de fibra óptica hasta el punto de que se puede encontrar esta tecnología “en la mayoría de países de Europa”. Ahora, se marcan el objetivo de seguir creciendo y ofrecer nuevos productos relacionados con el Internet de las cosas.

Pregunta.- ¿Qué significa para Cablescom recibir el Premio a la Exportación?
Respuesta.- Estamos muy contentos porque es un reconocimiento a un esfuerzo de años. Es la segunda vez que recibimos el Premio a la Exportación. La primera fue en 2001. Aunque el reconocimiento ha sido por nuestra actividad del año pasado, los resultados son debido a todo el esfuerzo de muchos años, de toda la gente que trabaja en Cablescom.

P.- Ser la segunda vez que reciben el Premio a la Exportación demuestra que Cablescom siempre ha tenido una vocación exportadora.
R.- Somos una empresa creada en 1971. Inicialmente éramos solo proveedores de Telefónica, fabricando cable de telefonía y de ferrocarril, y solamente vendíamos en España. De su mano hemos ido a Sudamérica. Fue Telefónica quien realmente nos ayudó a empezar a exportar en Sudamérica. Como hemos ido cambiado de grupos multinacionales, hemos ido exportando en muchos países. Hemos llegado a exportar a más de 50 países en todo el mundo.

La Cámara de Comercio ha galardonado a Cablescom con el Premio a la Exportación

P.- Y ahora se han especializado en cable de fibra óptica.
R.– Somos referente casi mundial en fibra óptica. Hace dos años nos compró un grupo chino muy grande, el segundo fabricante de fibra óptica en todo el mundo. Obviamente, han apostado por nosotros como puerta de entrada en Europa y plataforma de expansión en Europa. Nos están apoyando para poder tener todos los medios necesarios para poder exportar. Eso sí, el trabajo de exportación, abrir mercados, desarrollar productos, y estar donde hay que estar ha sido nuestro, exclusivamente de la empresa de Zaragoza.

P.- ¿Cómo se trabaja con fibra óptica? ¿Qué particularidades tiene?
R.- Es un material en el que es muy importante el origen. Si el material en sí no es bueno, no servirá todo lo que añadas para hacer el cable. Porque nosotros lo que conocemos, tocamos, vemos y utilizamos como consumidores es el cable a través del cual recibimos datos. Pero si la fibra, que es lo que está metido dentro del cable, no es de muy buena calidad, la transmisión no es buena. La empresa china que nos ha comprado tiene un producto de muy buena calidad. Posteriormente, es muy importante saber montar los otros materiales que componen el cable, saber diseñarlo, para que cumpla los requisitos de cada cliente, que en cada país es distinto.

P.- ¿En qué nivel se encuentra España en el uso de fibra óptica comparado con otros países europeos?
R.- España es el país que antes ha empezado a desarrollar la fibra óptica. Telefónica afirma que ha llegado a un 73% de hogares en España. Luego tenemos Orange, que compró el grupo Jazztell, y Vodafone, pero Telefónica es la que más penetración tiene. Ahora, y a corto plazo, España sigue invirtiendo, pero el país que más invierte es Francia.

Iliescu ha destacado la importancia de la materia prima en la fabricación de fibra óptica

P.- En Francia se había obligado a las compañías telefónicas a que en cada casa haya fibra óptica.
R.– Los gobiernos no pueden obligar a las empresas privadas, pero sí sugerir. El Gobierno francés sugiere a los operadores franceses que lleguen al último pueblo. Es un país más grande de España y la insistencia del Gobierno sea mayor que la del nuestro, y como han empezado más tarde, ahora en Francia hay mucha más demanda de fibra óptica que la de España. Seguimos vendiendo, pero mucho menos que en otros países.

P.- ¿Qué supone para vosotros estar en Zaragoza?
R.- Para nosotros, estar en Zaragoza tiene dos ventajas. Es un centro logístico de por sí, y obviamente nos resulta más fácil y cómodo exportar e importar materiales. Y, por otro lado, el Gobierno aragonés y el Ayuntamiento han apostado mucho por la relación con China, y eso nos ayuda muchísimo y facilita las relaciones.

P.- Casi toda Sudamérica tiene fibra óptica creada en Zaragoza y ahora están llenando Francia.
R.- En la mayoría de los países de Europa hay fibra óptica de Zaragoza y en Sudamérica, algo menos. Cuando exportamos a Sudamérica, las redes eran de cobre. En Uruguay, que no es un país muy grande, la red de cobre de telefonía ha sido diseñada y realizada por nosotros. Todo el cable de Uruguay está diseñado y fabricado en Zaragoza. Y en otros países de Sudamérica también.

P.- La compra por parte del grupo chino marcó un antes y un después…
R.- Desde luego. Siempre hemos pertenecido a grandes grupos multinacionales relacionados con las telecomunicaciones, pero nos compró justo en el momento en el que hubo una explosión de la demanda de fibra óptica. Era cuando más necesidad teníamos, porque hubo una temporada de escasez. Nos vino fenomenal porque había mucha demanda y teníamos las puertas para los clientes.

El embajador chino no quiso perder la oportunidad de conocer Cablescom en su última visita a Zaragoza

P.- Y eso se tradujo en un impulso a la planta de Zaragoza.
R.- El año pasado, el grupo chino nos dio el premio a su mejor empresa fuera de China. Fue un orgullo porque solo llevábamos dos años con ellos. Es buenísimo para nuestra ciudad, porque hemos incrementado en dos años los puestos de trabajo. Hemos contratado a cerca de cien personas. Todo este desarrollo es bueno para la empresa, la ciudad y la región.

P.- ¿Qué futuro tiene esta tecnología?
R.- Tiene todo el que queramos y más. Todo lo que hablamos del Internet de las cosas, de las comunicaciones, de la autonomía de los coches, va a necesitar Internet, e Internet necesita fibra óptica. Estamos trabajando para seguir desarrollando más productos, ampliar la gama de productos y esperamos que sigamos creciendo.

P.- ¿Por ejemplo?
R.- En una red tienes el cable y después los componentes pasivos, que son los aparatos que se van conectando en casa, en los postes para distribuir, las antenas, los equipos que son parte de la red…

P.- Por último, ¿qué objetivos se marcan a corto y largo plazo?
R.- Nos gustaría estar entre las dos primeras empresas suministradoras de los clientes que ya tenemos, que son grandes operadoras, y poder darles más de lo que les damos ahora mismo, que es solamente cables.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Ferruz duplicará su producción y su plantilla tras completar el traslado de sus divisiones al PTR

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies