Luis Iribarren Betés / Licenciado en Derecho

A vueltas con Bearn

Luis Iribarren

Qué significa etimológicamente Aragón pocos aragoneses lo saben. Desde aquí algo hemos escrito en alguna ocasión. Ahora toca conocer a nuestros vecinos en DAFO, sus potencialidades de las que aprender.

En Francia es confusa la organización administrativa. Es curioso que la opción política que ha colaborado con la presentación de Manuel Valls, no Arturo, en Barcelona ciudad tenga ramalazos recentralizadores y supresores de administraciones intermedias. No sé qué pensarán al respecto sus militantes provenientes de Compromiso por Aragón ni qué dirán cuando ocupen mamandurrias comarcales, es muy bonito siempre hablar desde fuera.

Sin embargo el proceso en Francia es más descentralización, los departamentos con nombre de río o monte napoleónicos se han quedado cortos y rebrotan los idiomas y regiones históricas como PACA –Provenza-Alpes-Costa Azul- que se incorporan a las matrículas. Antaño París era 75.

Con relación con la historia de Aragón y heráldica cuatribarrada en muchísimos casos tenemos a la mega región Occitania, el país de Oc, cuya lengua tardorromana es origen del aranés, catalán, aragonés y se mantiene casi en estado puro en el eje Viella-Benás.

Pero nos relacionamos más por relación propia de Jaca con una provincia semi vasca, los Pirineos Atlánticos. Capitaneados por Pau, Bayona y Olorón, entre otras fascinantes ciudades.

Hoy forman parte de la supra región bordelesa denominada Nueva Aquitania, precioso nombre. Que contiene como enormes aportaciones a la historia gastronómica de la humanidad como el sauternes, el armagnac, el pato del que se come hasta los andares, el queso de oveja laxa, el jamón de Bayona, el pimentón de Ezpeleta  y los indescriptibles pescados de mar y río de la región, juntamente con las ostras de Arcachon.

Ahí queda eso. Un buen lugar para vivir y para morir.

Subdividida a su vez en regiones históricas Bearn sería lo que muga con Aragón, Roncal y Salazar. Su euskera en Sola, capital Maule, es roncalés-salazenko.

El resto de Bearn lo generan los ríos tributarios de la Gave de Pau que desemboca en forma de Adour en Bayona. Es decir, los que bajan del Portalet y Somport en la vertiente norte.

Bearn etimológicamente parece que pudiera significar muchas cosas. Históricamente también fue denominada en Francia Reyno de Navarra, ver castillo de Pau. Al menos salen varias combinaciones, dado que en euskera y cheso-jacetano se pronuncia Biaarrr. Ello ya indica que debe el nombre el antiguo estado soberano unificado con Francia, otro ramalazo de similitud con Aragón, a un origen ibero-vasco –dos aguas o valles-, aunque también se acepta que pudiera ser tierra de pantanos o tierra de osos –semejanza innegable con el nombre sueco Björn-.

Es una región calmada, fuera de cobertura, que en los “Cuadernos de Julie” –mi guía principal para el conocimiento de la Francia rural verdadera- sigue estando representada por gascones tozudos en modo mosquetero, productores de vino o queso. Es innegable que siempre me parecen aragoneses de montaña en su expresión.

Francia ha apostado por mantener la quietud de la región, entre otras cuestiones no reabriendo el Canfranc. Pero hay una ventaja comparativa de Pau respecto de otras ciudades de Francia por su excelente comunicación en AVE, aeropuerto y fama gastronómica en el resto de Francia y Europa.

Por tanto nuestro querido y admirado país vecino la ha especializado en agroalimentación de alta calidad, como sede de una potente Universidad y como destino para jubilados nórdicos e ingleses de gran poder adquisitivo.

Completan su economía cierta pervivencia de industria forestal, el turismo en la Costa vasco francesa y Landas y producciones textiles artesanales como las boinas y las alpargatas de cáñamo trendy.

Sus deportes rey también producen economía: vía jugadores de rugby y pelotaris profesionales.

El Centro Vasco de emigrantes de San Francisco recoge a socios de Iparralde, Navarra y occidente de Huesca con total naturalidad. Esperemos no tener que ir allí a generar iniciativas conjuntas. Porque todos contribuimos a dar de comer a maquis y a pasar judíos a un lado y al otro.

Decrece gota a gota la población del oso francés Bearn. A dos aguas, verso a verso…

Aqueras montañas tan alteras son, no me dixan bier os mios aimors. Aqueras montañas cuán se’n baxarán

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies