Jorge Azcón: “Hay sorpresas que dicen que el Ayuntamiento está peor de lo que esperábamos”

Jorge Azcón es el nuevo alcalde de Zaragoza y lidera un gobierno de coalición con Ciudadanos

Jorge Azcón es, desde el pasado 15 de junio, el nuevo alcalde de Zaragoza. Lo es liderando un gobierno de coalición, de la mano de Ciudadanos, con quien asegura tener muy buena sintonía. Ambas formaciones tienen claro que una de las primeras medidas va a ser encargar una auditoría que revele la situación económica real del Ayuntamiento de la capital aragonesa, porque, aunque Azcón sabía que el Consistorio “estaba mal”, asegura que ahora hay “algunas sorpresas” que alertan de que está “peor de lo que esperábamos”.

A Azcón le gustaría ser recordado por haber sido un alcalde “que se preocupó más de solucionarle la vida a los zaragozanos que de crearles problemas”. Por ello, asegura que trabajará con el diálogo por bandera para “hacer que la ciudad funcione”. En la Corporación municipal hay 31 concejales y el alcalde tiene claro que hablará “con cada uno de ellos” para poder sacar adelante los expedientes. Y es que la falta de diálogo, dice, ha sido “el principal error” del último gobierno local.

Pregunta.– ¿Ha cumplido un sueño?
Respuesta.- Sí. La verdad es que sí. Llevo muchos años en el Ayuntamiento de Zaragoza y creo que para todo zaragozano y para todo aquel que se dedica a la política de su ciudad, ser alcalde es un sueño.

P.– ¿Tuvo alguna duda desde que se conocieron los resultados electorales de que sería alcalde?
R.– Sí. Tuve dudas, sinceramente, hasta el último momento. Mira lo que ha pasado en Huesca. Creo que en esta vida es mejor no dar nada por hecho. Es mejor preocuparse y trabajar hasta el final. Tuve dudas, lo que pasa es que desde que conocimos los resultados hasta el día de la investidura, trabajamos mucho con el resto de partidos para que la investidura fuera una realidad.

P.- ¿Cómo se ha encontrado el Ayuntamiento de Zaragoza?
R.- En una parte importante nos lo hemos encontrado como ya sabíamos, con una pésima situación económica, cierta parálisis y algún problema más de los que ya pensábamos. Ahora pediremos una auditoría ya para conocer exactamente el estado en el que se encuentra la economía del Ayuntamiento y eso condicionará en gran parte el resto de medidas que se tienen que tomar. Sabíamos que el Ayuntamiento estaba mal, pero hay algunas sorpresas que nos dicen que está peor de lo que esperábamos.

Azcón asegura que trabajará para hacer “que la ciudad funcione”

P.- El primer borrador de la Cámara de Cuentas avanza resultados nada halagüeños…
R.- Hay que ser prudente y esperar al documento definitivo, pero también hay que pensar en cómo los criterios contables tienen una cierta uniformidad y una homogeneidad, porque nos encontramos criterios en el Banco de España, en el Ministerio de Hacienda, en la Cámara de Cuentas y dentro de la misma casa, que dicen que hay que computar las deudas de manera distinta. Hay que saber exactamente cómo se tienen que computar, porque eso condiciona la propia capacidad de acudir a endeudamiento a bancos o los presupuestos que tenemos que hacer en los próximos años.

Vox, un actor necesario

P.- La oposición, especialmente los grupos de izquierdas, prevén inestabilidad en este mandato. Vox es un actor necesario para sacar adelante temas fundamentales para la ciudad como los presupuestos y las ordenanzas…
R.- Cuando tienen un gobierno de coalición hay que ser conscientes de que se tiene un socio con el que hay que hablar mucho. Es fundamental saber que hay que dialogar con otras fuerzas políticas para poder aprobar los expedientes porque no hay mayoría absoluta. Es un error que hemos visto cometer en los últimos cuatro años, cuando había un equipo de gobierno de solo nueve concejales, que aprobaba expedientes como si tuviera 16. Nosotros no queremos cometer ese error. Somos conscientes del gobierno de coalición, formado por PP y Cs, y sabemos que es positivo hablar mucho con tu socio de gobierno, pero evidentemente hay 31 concejales y hablaremos con todos para que los expedientes que se tienen que aprobar en el Pleno cuenten con la mayoría suficiente.

P.- ¿Ya saben qué puestos ocuparán en los consejos de administración de las sociedades municipales y qué distritos presidirán?
R.– No. La primera semana invertimos mucho tiempo en la formación del gobierno y los primeros nombramientos dentro de los funcionarios de la casa para coordinar las áreas y es en esta semana cuando dedicaremos más tiempo a poner en marcha la estructura política. La Junta de Portavoces, las comisiones de área, la presencia de los grupos en los consejos de administración, el reparto de las juntas de distrito… Un trabajo que, en cualquier caso, tiene que estar acabado antes del 15 de julio, que es cuando se tiene que hacer el Pleno de estructura.

P.- ¿Qué va a hacer con los presupuestos este año?
R.- Creo que lo mejor y más práctico es trabajar este 2019 con modificaciones de crédito sobre el presupuesto prorrogado, porque el anterior equipo de gobierno no fue capaz de aprobar un presupuesto. En septiembre ya hay que empezar a trabajar en los de 2020 y para tres meses no sería práctico elaborar uno nuevo.

El alcalde recalca que le dará mucha importancia al diálogo con todos los concejales

La Romareda y Torre Village

P.- ¿Puede ser La Romareda un punto de desacuerdo con Ciudadanos?
R.- La Romareda y su reforma es uno de los 50 puntos que hemos pactado entre PP y Cs y espero que sea una realidad a lo largo de estos cuatro próximos años. Hemos empezado a trabajar, como en muchas otras áreas y otros muchos otros problemas concretos de la ciudad. Prioritarios son los 50 puntos a los que hemos llegado.

P.- En este asunto no hay que tener solo en cuenta los aspectos estéticos o incluso deportivos, sino que hablamos también de una cuestión de seguridad…
R.– Hay muchísimas razones por las que hay que acometer una reforma integral o un nuevo campo. Hay razones deportivas que son importantísimas, porque el Real Zaragoza forma parte de la imagen de marca de la ciudad, pero sin ningún tipo de dudas hay criterios de seguridad. El campo adolece de importantes defectos de seguridad a día de hoy. Además, desde el punto de vista económico, el campo de fútbol va a generar economía, puestos de trabajo y otras muchas cosas que no solo tiene que ver con lo deportivo.

P.– ¿Torre Village y la defensa del pequeño comercio son incompatibles?
R.- Cuando se habla de Torre Village hay que hacer un poco de memoria, porque esto surge de una decisión de los gobiernos socialistas, en la que se decide que la antigua fábrica de Pikolin se quede dentro del término municipal de Zaragoza y, por lo tanto, sigue pagando los impuestos de Zaragoza y los puestos de trabajo se siguen creando en la ciudad. Para eso se tomó un acuerdo por el PSOE para que los antiguos suelos de Pikolin pudieran tener unos usos distintos, para que esa misma fábrica se pudiera reubicar dentro del mismo término municipal.

Es verdad que ese acuerdo contó también con los votos de PP y Cs en la legislatura pasada y espero que esa mayoría siga existiendo en estos cuatro próximos años. Sigo pensando que hay que respetar acuerdos tomados en el pasado respetando en todo momento la legalidad. Yo espero que en los próximos cuatro años exista una política de verdad a favor del pequeño comercio.

“Hay que hacer que la ciudad funcione”

P.– Las Fiestas del Pilar están cerca… ¿qué tiene pensado?
R.– La vicealcaldesa Sara Fernández está trabajando duro en ello. Desde el primer momento se ha preocupado de empezar a trabajar en las Fiestas del Pilar. Ha apuntado ya algunas ideas sobre espacios festivos y sobre las incertidumbres que hay, porque se ha encontrado mucho trabajo sin hacer. Al margen de todo lo que tiene que ver con la contratación cultural, tiene mucha contratación de hostelería, espacios festivos, etc. Y todo ese trabajo estaba sin hacer. Vamos a tener un verano con muy pocas vacaciones para poder sacar estas Fiestas del Pilar en las mejores condiciones posibles.

P.- Este viernes se celebra el Día del Orgullo Gay. ¿Cómo lo va a celebrar el Ayuntamiento?
R.- Exactamente igual que el resto de años. El Día del Orgullo Gay es una fiesta que se lleva celebrando desde hace años en el Ayuntamiento de Zaragoza y el mayor símbolo es sacar la bandera al balcón del Ayuntamiento y, como todos los años, la volveremos a sacar.

P.- A Belloch se le conoce como el alcalde del tranvía, a Santisteve por los carriles bici… ¿cómo quiere ser recordado usted?
R.– Me gustaría ser recordado por haber sido un alcalde que se preocupó más de solucionarle la vida a los zaragozanos que de crearles problemas. Hay que ser consciente de los servicios básicos que presta un ayuntamiento. Si no hacemos que la ciudad funcione en lo básico, es muy difícil que aspiremos a mayores objetivos. Hoy por hoy, el Ayuntamiento se encuentra en una situación en la que lo que tiene que hacer inmediatamente es arreglar sus cuentas y que arreglar las cuentas sirvan para que las calles estén limpias, los autobuses lleguen a su hora, los parques y jardines estén bien cuidados, las aceras no tengan baldosas rotas y se asfalten las calles estropeadas. Y si, además, conseguimos que se asfalten en agosto, para crear los menores problemas posibles, mejor que mejor.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies