Miguel Ángel Otín / Vicepresidente de SECOT-Aragón

Política y blockchain

Miguel Ángel Otín

¿Qué piden las nuevas tecnologías a los políticos?

El presidente Sánchez, en el mitín que anunciaba la fecha de las pasadas elecciones generales, entre sus logros expuso el avance “en la digitalización y nuevas tecnologías por parte de la Administración Publica”. En mi opinión debe ser labor y misión de los gobiernos el marcar tendencias e impartir pedagogía. ¿Ministerio de Tecnología? En el último gobierno, ahora en funciones, la tecnología y el desarrollo de las nuevas se ha enmarcado (creo que en pequeñito) dentro del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Según su página web, es el Departamento de la Administración General del Estado el encargado de la ejecución de la política del Gobierno en materia de universidades, investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación en todos los sectores. No se desprende una gran preocupación por estar presentes en el desarrollo de las nuevas tecnologías. Aunque también creo, que debe ser un tema transversal para todos los ministerios.

A nivel de nuestra Comunidad, podemos constatar que el Gobierno de Aragón ha sido pionero en la aplicación del blockchain para la contratación pública. Se registran las ofertas recibidas para los contratos públicos con esta tecnología. Como aspecto positivo, nuestra Comunidad es la primera que ha entrado a formar parte de Alastria, la Red nacional sobre el blokchain. Otra interesante iniciativa es la estrategia del Gobierno de Aragón de crear un Polo Industrial Blockchain, junto con la Universidad de Zaragoza e Itainnova. Mi reflexión es… ¿qué papel le asignan a P.T.Walqa?

¿Qué le pido a mi Ayuntamiento? (Ayuntamiento de Huesca). Que no olviden la importancia de las nuevas tecnologías para mejorar la vida de las personas, especialmente las personas con discapacidad. Y para desarrollarlas se necesita formar a expertos o especialistas, tanto para potenciar la creación de startups, como profesionales que trabajen en este tipo de empresas. Que sean valientes y marquen tendencias, generando acciones y/o potenciando iniciativas encaminadas a la creación e implantación de un ecosistema. Y por supuesto, que se den los pasos necesarios para convertir a mi ciudad en una auténtica Smart Citie.

Un tema que le gusta mucho a los políticos es hablar de gravar con impuestos a los robots. Personalmente pienso que primero habrá que definir a qué tipo de robots. En la industria, ya funcionan muchos robots parciales, brazos soldadores, brazos robotizados montadores, en algunas cocinas ya trabajan robots, también en los colegios están entrando, no solo como materia de estudio, sino como enseñantes… ¿o queremos definir a determinados robots, como personas robotizadas?

Hay versiones que dicen que ya que quitan puestos de trabajo a personas, y estas dejan de cotizar, que coticen los robots. Pero… si exigimos cotizar, ¿a quién?, ¿a la empresa?, ¿al propio robot? Y si le ponemos impuestos al robot, ¿qué derechos le damos a cambio? Como aspecto negativo se paralizará la inversión en robótica y por consiguiente la innovación.

https://miguelangelotin.blogspot.com/

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies