Decenas de aragoneses se manifiestan por las últimas muertes en el Estrecho

La calle Alfonso de Zaragoza con las farolas empapeladas

En lo que va año, 533 personas han fallecido en el Mediterráneo, 177 en costas españolas. En 2018, la cifra de fallecidos ascendió hasta los 2.299. Por esta razón, la Federación Aragonesa de Solidaridad y la Plataforma Ciudadana contra el Racismo han convocado cinco minutos de silencio en la Plaza España de Zaragoza en la mañana de este lunes. “Lo hacemos cada vez que muere alguien en el Estrecho desde hace más de dos años”, explica el portavoz de ambas asociaciones, Antonio Ranera.

Decenas de personas, colocadas en un gran círculo, han portado carteles y pancartas en las que se podía leer “menos muros, más respuestas”, “no más muertes en las fronteras” o “exigimos vías seguras”. Entre sus reclamas, exigen a los Estados que cumplan con la normativa internacional para impedir que los migrantes pierdan la vida tratando de llegar a Europa.

“El Mediterráneo es hoy la frontera más letal y trágica para los inmigrantes”, puntualiza Ranera. Y por eso también piden “un conjunto de medidas sociales, políticas, económicas y de relaciones entre los Estados para eliminar las causas que llevan a estas personas a abandonar sus países”. Se calcula que, en el mundo, hay casi 65 millones de personas obligadas a vivir desplazadas por razones ajenas a su propia voluntad, bien por sus ideas políticas, bien por su condición sexual, por guerras o por motivos medioambientales.

Ranera lamenta que el espíritu del “Welcome Refugees” de 2015 se haya ido enfriando paulatinamente. Por el contrario, los gobiernos español y europeo, esgrime, “han desarrollado, en estos últimos cuatro años, políticas tendentes a invisibilizar este problema, a orillarlo y externalizar nuestras fronteras”. Por eso, asegura, seguirán tomando “activamente las calles” y animan a todos los ciudadanos a sumarse a la concentración del próximo jueves, 20 de junio, coincidiendo con el Día Mundial del Refugiado.

La calle Alfonso aparece empapelada

Las farolas que jalonan la Calle Alfonso de Zaragoza han aparecido esta mañana rodeadas por mantas térmicas y varios letreros donde podían leerse cosas como “proteger, acoger, integrar” o “derecho al refugio”. Se trata de una acción “anónima” que reivindica el cumplimiento de los Derechos Humanos y de la Convención de los Derechos de los Niños y niñas. Esta intervención está relacionada con la próxima manifestación que tendrá lugar el jueves 20 de junio y que lleva por nombre “No seas parte del muro”, convocada por la Plataforma #20J y en el marco del Día de las Personas Refugiadas.

Ranera ha aplaudido esta iniciativa y ha animado a todos a que se manifiesten por un mundo sin injusticia y donde las personas migrantes y solicitantes de asilo tengan cauces legales y seguros para poder demostrar sus derechos”. Termina asegurando que lo fundamental es que el foco mediático permanezca sobre esta situación, para que la llama de la concienciación y la solidaridad no se apague y la movilización se haga un hueco en la agenda política.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Cuatro proyectos transfronterizos aragoneses recibirán financiación europea

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies