Diferencias de opiniones entre comerciantes sobre la cota cero de Don Jaime

Algunos vecinos creen que la medida no ha mejorado la movilidad ni la estética de la calle
Algunos vecinos creen que la medida no ha mejorado la movilidad ni la estética de la calle

Fueron más de tres meses de obras en unas fechas que no convencieron a los comerciantes y vecinos de la zona. La calle Don Jaime goza ahora de una plena cota cero que amplía la visibilidad de la vía. Aún así, entre los propios comerciantes hay diferencias de opiniones. Para algunos estos trabajos no han mejorado “ni la movilidad de la zona, ni las ventas”. Sin embargo, para otros esta nueva imagen ha permitido aumentar la afluencia de gente y con ello, “suben las ventas”.

El vicepresidente de la Asociación de Comerciantes Entorno Don Jaime, Alejandro Aznar, asegura que las obras “perjudicaron ya en su día las ventas” porque, tal y como ha dicho, “no se pudieron hacer en peor momento, en plena campaña de Navidad”. Además, tiene claro que “no ha servido para nada”, porque la zona “no ha ganado de movilidad, como nos dijeron”.

Aunque Aznar reconoce que la cota cero “hace la calle visiblemente un poco más estética”, una calle como la de Don Jaime “necesitaba una reforma mejor”. De hecho, apuesta por dejar “el tono reivindicativo” y pasar a estudiar “con el nuevo Ayuntamiento” programas y proyectos para construir “de manera conjunta” para revitalizar, no solo el entorno de Don Jaime, ha dicho Aznar, sino “todo el centro histórico de la ciudad”.

El comercio de esta zona de la ciudad, ha lamentado Aznar, lleva unos cuatro años perdiendo clientes. Entre los motivos, ha recordado, se encuentra el hecho de que se trasladen servicios “al exterior”. “Ahora muchos funcionarios están en el Edificio Seminario, cuando el Ayuntamiento siempre ha estado para los ciudadanos en la plaza del Pilar, y lo mismo ocurre con los juzgados, que se trasladaron a la Expo, y nosotros hemos perdido toda esa masa crítica”, ha explicado.

Sin embargo, hay comerciantes de esta zona que sí están a favor de esta reforma y que aseguran que ha beneficiado sus ventas. Es el caso de Óscar Sanz, dueño de un local en la calle Don Jaime, donde lleva 22 años. Siempre a nivel personal, apunta Sanz, considera que esta cota cero ha sido algo “muy positivo” porque “hace que la perspectiva de la calle sea más ancha y ha mejorado la visibilidad de los negocios”.

Además, asegura que los días que se corta la calle al tráfico “pasea más gente y las ventas suben”. En estos días ocasionales en los que no hay circulación de vehículos “incluso se triplica el número de personas que pasean y viene gente a la calle que no suele venir”, remarca Sanz. De hecho, apunta, “el volumen de gente de estos casos es el perfecto para que la gente se pare a mirar los escaparates sin que moleste a los transeúntes”.

También tiene mucha confianza en que las rebajas de este año sean mejores que las de la campaña del pasado 2018, en parte, insiste, gracias a estas obras. Aunque, eso sí, Sanz reconoce que la cota cero “tendría que haberse acompañado también con una mejora de la iluminación y el cambio de algunas baldosas”.

Print Friendly, PDF & Email
Algunos vecinos creen que la medida no ha mejorado la movilidad ni la estética de la calle

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies