Empiezan a declarar en Huesca los primeros testigos de la “Operación Oikos”

Los medios de comunicación aguardaban ante la comisaría donde están declarando los testigos

A lo largo de la mañana de este miércoles han comenzado a declarar en Huesca los primeros testigos de la “Operación Oikos”. En estos momentos se encuentran prestando declaración en la Comisaría Provincial de la Policía Nacional el director general de la S. D. Huesca, Josete Ortas; el presidente de la Fundación Alcoraz, José Antonio Martín “Petón”; el exentrenador Leo Franco; y los futbolistas Gonzalo Melero, Juanjo Camacho y Álex Gallar.

Además, en el edificio, en calidad de detenidos y supuestos imputados, han pasado la noche del martes el presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, Agustín Lasaosa, y el jefe de los Servicios Médicos, Juan Carlos Galindo. Ambos fueron arrestados a primera hora de martes como supuestos miembros de una organización criminal dedicada al amaño de partidos para obtener beneficios con apuestas.

Está previsto que el resto de detenidos lleguen a lo largo de este miércoles o el jueves a Huesca para prestar declaración en el juzgado número 5 de primera instancia e instrucción. Se espera la llegada de los exjugadores Raúl Bravo (presunto cabecilla de la trama), Borja Fernández y Carlos Aranda y el futbolista del Deportivo de la Coruña Íñigo López, que también militó en la S. D. Huesca.

Además de las personas ya detenidas, el juzgado, según informó el TSJA, investiga también a otras 15 personas más relacionadas con el mundo del fútbol y las apuestas deportivas y una personalidad jurídica, la Sociedad Deportiva Huesca.

La noticia hacía saltar las alarmas en el mundo del fútbol a primera hora del martes. A todos los detenidos se les imputa pertenencia a organización criminal, corrupción entre particulares y blanqueo de capitales. El origen de la denuncia, por parte de LaLiga, sería el partido de la pasada temporada entre el Huesca -ya ascendido a Primera División- y el Nástic, con victoria por la mínima para los catalanes. Por el momento, la autoridad judicial -el Juzgado de Instrucción nº 5 de Huesca- ha decretado secreto de sumario en el caso.

Tras las detenciones, el club se reunió en Consejo de Administración para valorar lo sucedido. En un comunicado quisieron dejar “muy claro” no haber participado en “ninguna actividad irregular”. También resaltaron no haber obtenido “beneficio deportivo, económico o de cualquier otro tipo derivado de conducta ilícita alguna”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies